Vivienda

Berlín aprueba la limitación del precio del alquiler para los próximos cincos años

Berlín aprueba la limitación del precio del alquiler para los próximos cincos años. Reuters

La capital de Alemania, Berlín, será la primera gran ciudad europea que limitará los precios del alquiler de vivienda. El Partido Socialdemócrata SPD ha pactado con sus socios de gobierno en el Ayuntamiento, Los Verdes y el Die Linke, limitar los aumentos de rentas durante los próximos cinco años. Los incrementos estarán vinculados al incremento de la inflación a partir de 2022.

Berlín ha sido la primera ciudad europea en limitar los precios del alquiler en su escalada reciente. El acuerdo entre los socialdemócratas de Berlín, los Verdes y el partido de extrema izquierda Die Linke allana el camino para que el Ayuntamiento apruebe las medidas y entren en vigor en enero de 2020.

La iniciativa presentada por Katrin Lompscher, jefe de desarrollo urbano y vivienda, tiene el objetivo de aliviar la carga de los inquilinos después de que los alquileres se hayan duplicado. 

El anuncio del acuerdo ha tenido un fuerte impacto en bolsas entre las inmobiliarias que destinan su activos al alquiler. Deutsche Wohnen, el mayor propietario de apartamentos de Berlín, ha llegado a caer un 4,6%. Vonovia, la compañía inmobiliaria más grande de Alemania, cedió hasta un 1,6%.

La ciudad más grande de Alemania permitirá a los propietarios imponer un aumento anual de alquiler relacionado con la inflación del 1,3% a partir de 2022. También permitirá a los inquilinos que paguen alquileres excesivamente altos renegociar una reducción bajo ciertas condiciones. La legislación contempla aumento en las rentas siempre que esté vinculada a trabajos de mantenimiento y reformas del inmueble.

La oposición critica la iniciativa por empeorar la crisis de precios que vive Alemania ya que asustará a los inversores para aumentar la oferta de vivienda en alquiler.

La SPD, socio de Gobierno de Merkel, quiere extender la medida a nivel nacional ante el aumento de precios en otras ciudades alemanas. Solo un 46% de la población alemana es propietario de vivienda. En Hamburgo se ha paralizado la legislación para también congelar los precios del alquiler. El alcalde de Hamburgo, Peter Tschentscher, ha anunciado que la única forma de evitar mayores aumentos de alquiler es construir suficientes propiedades para mantener el ritmo de la demanda.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Juan
A Favor
En Contra

Te cambio las ventanas, te aislo el edificio y ya puedo doblarte ek precio del alquiler 😊

Puntuación -1
#1
VIO
A Favor
En Contra

Los partidos ecologistas y comunistas desconocen la ley de oferta y demanda y, por ello, pretenden resolver un problema de falta de viviendas no favoreciendo la construcción de nuevas, si no limitando por ley el precio del alquiler. Es bastante evidente que ningún promotor va a volver a construir bloques de pisos para alquilar. Por tanto, lo que van a conseguir directamente es que suba el precio de la vivienda y subrepticiamente el de los alquileres. Al cabo lo que pretenden es que la vivienda gratuita la paguen los propietarios, en el fondo capitalistas, y que se la regalen a los pobrecitos inquilinos, según ellos proletarios trabajadores. Lo tienen claro. Ya veremos que ocurre con este tipo de medidas populistas de las que esperan obtener un buen redito en votos.

Puntuación 6
#2
Usuario validado en elEconomista.es
seguradani
A Favor
En Contra

En Berlin faltan a día de hoy (24 de Octubre 2019) aproximadamente 130.000 viviendas. Ese es el problema que no están afrontando los políticos cortoplacistas, en su lugar hacen una ley con un objetivo electoral que en el fondo está creando falsas expetativas en la gente: Van a seguir faltando 130.000 viviendas y además se van a construir nuevas viviendas a menor ritmo (exactamente lo contrario de lo necesario), la oferta de viviendas en alquiler va a disminuir además, sobre todo en zonas con mucha demanda. Un acuerdo entre todas las fuerzas políticas, el gobierno federal, los constructores, cooperativas de vivienda, etc etc para construir 200.000 viviendas urgentemente era la única solución. Una grave equivocación (incluso peor, muchos políticos saben que esta ley es contraproducente y va a empeorar la situación).

Puntuación 1
#3