Vivienda - Inmobiliario

La transformación del sector de la construcción es imparable

Promoción Fioresta, construcción industrializada en madera de Aedas Homes (San Juan, Alicante)

Hace unos días, del 19 al 21 de marzo, se celebró la séptima edición de REBUILD, el Congreso Nacional de Arquitectura Avanzada y Construcción 4.0., un encuentro que alcanzó un nuevo récord de asistencia confirmando que el avión de la transformación del sector constructor ha despegado y con un rumbo fijo: convertir un negocio en una verdadera industria.

Un año más, REBUILD ha seguido creciendo también en superficie -dos pabellones y 36.000 m2, un 30% más- y se convirtió en la cita clave para los protagonistas de la edificación reuniendo a un amplio espectro de participantes, desde administraciones públicas hasta tecnólogos, pasando por promotores, constructores, fabricantes, arquitectos e ingenieros.

Más de 25.000 profesionales pasaron por la gran cumbre de la construcción industrializada e innovación para la edificación, que reunió a cerca de 600 firmas expositoras y contó con más de 600 ponentes nacionales e internacionales en más de 150 conferencias y 30 workshops sobre innovaciones y retos del sector. Un evento que, además, dejó un impacto económico de más de 59 millones de euros en Madrid.

Todos los participantes en REBUILD asistieron con un objetivo fundamental: definir colectivamente el futuro del sector, que pasa necesariamente por una modernización de los sistemas constructivos. Y esta modernización se cimenta sobre tres pilares: la industrialización, la digitalización y la sostenibilidad.
El primero, la industrialización basada en los Métodos Modernos de Construcción (MMC) que nos permiten construir con una mejor calidad, en plazos más cortos y con una mayor certeza en los costes.

El segundo, la digitalización. El sector debe tener un firme y continuo compromiso con la innovación y la tecnología. Debe ser aliado de todos los avances como el que supone la Inteligencia Artificial (IA), que permite eficientar los procesos, ganar en competitividad y escalar nuestra actividad.

Y el tercero, la sostenibilidad. La edificación es responsable del consumo del 30% de la energía del país y, por tanto, es también fundamental que en este cambio de modelo incorpore la eficiencia energética y la reducción del consumo de recursos como vectores de transformación.

REBUILD se alza como el encuentro de los actores del sector de la edificación, pero en esta edición de 2024 además se alzó como un foro reivindicativo que puso el foco en un asunto de vital importancia e impacto social como es la necesidad de incrementar la oferta de vivienda en nuestro país.
Hablamos de un desafío enorme y en términos de tiempo vamos con retraso. En 2023 se crearon 260.000 nuevos hogares en España, mientras que la producción de viviendas nuevas apenas alcanzó las 80.000 unidades.

Es decir, desde hace ya demasiados años el país acumula una demanda de vivienda de obra nueva insatisfecha muy importante, especialmente en el segmento de vivienda asequible. Y para alcanzar el nivel necesario de producción de vivienda es imperativo impulsar los MMC, que permitan economías de escala y niveles de producción que han conseguido otras industrias como la automotriz, la naviera y la aviación.
El sector de la edificación es el responsable de construir las infraestructuras sociales que necesita cualquier país para crecer y desarrollarse.

Y actualmente tenemos una magnífica oportunidad, España está de moda para los europeos y latinoamericanos que quieren venir a trabajar, para los que quieren venir a estudiar y para los que quieren una segunda residencia. Para consolidar esta oportunidad se necesita construir y rehabilitar viviendas, centros educativos, equipamientos hospitalarios, hoteles, comercios, espacios logísticos, de ocio, etc. Y para cumplir esta tarea se necesita una industria eficiente, fiable y competitiva.

El gran desafío que supone la producción de todas estas infraestructuras sociales requiere de la participación activa de todos los actores del sector, incluyendo a las Administraciones Públicas. Hoy resulta alentador comprobar cómo el Estado, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos están incrementando su compromiso de forma progresiva. Mi reconocimiento a todos, a quienes animo a que sigan apoyando esta enorme tarea.

El sector promotor y constructor ya ha emprendido el camino de la transformación del modelo de edificación y aunque el camino no está exento de retos y dificultades no me cabe ninguna duda de que este esfuerzo proporcionará al sector una gran ventaja competitiva. Continuemos trabajando juntos en la imparable transformación del sector de la construcción.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud