Vivienda - Inmobiliario

Los fondos piden más políticas que incentiven la inversión en vivienda

  • Aseguran que su papel es esencial para poder aumentar la oferta y regular precios

"El inversor no es el malo de la película". Así de claro lo dejó Juan Carlos Álvarez, director general de Relaciones Institucionales y Proyectos Especiales de Servihabitat durante su participación en el evento Rental Housing Forum organizado por Planner Exhibitions.

El directivo hizo esta afirmación por la demonización que desde el marco político se ha hecho hacia los fondos que han apostado por el mercado del alquiler. La realidad es que España se encuentra a la cola en este mercado respecto a otros países de Europa en los que la oferta de pisos en alquiler está mayoritariamente en manos de inversores profesionales y cuentan con un amplio parque público de vivienda. En el caso de nuestro país apenas un 5% de la oferta está en manos de lo que la ley de Vivienda denomina como grandes tenedores.

"El problema que tenemos viene de muy atrás ya que España es un país de propietarios particulares. En otros países ha habido políticas activas en esta materia que han durado décadas, gracias a eso te puedes encontrar con parques de alquiler muy importantes. En España debemos buscar medidas que aumenten esa oferta", apuntó el directivo de Servihabitat. Así, cree que deberían impulsarse "incentivos al sector privado" para que sea capaz de construir más vivienda para alquiler, ya que "el sector público no puede solucionar este problema solo".

Carolina Roca, presidenta de Asprima, la patronal de los promotores de Madrid, coincidió en que se debe incentivar la inversión en alquiler. "Es el momento de profesionalizar la cadena de inversión y con colaboración público privada no es suficiente".

En este sentido, Noelia Rosón, chief operating officer de Testa, apuntó que "la capacidad de producción no sólo tiene que estar en el peso de la obra nueva, podemos tener otras fórmulas como la rehabilitación, la transformación o cambio de uso". La experta cree que sería un gran impulso que los edificios que "desafortunadamente no tienen tracción comercial pudieran cambiar el uso a viviendas, como podrían ser edificios de oficinas vacíos. Estas iniciativas serían un impulso junto con la promoción de obra nueva".

Según lo explicó Javier Rodríguez-Heredia, senior managing partner de Azora, "el mercado de alquiler en España es actualmente el más atractivo de Europa", ya que los "inversores profesionales tienen la capacidad de crear viviendas asequibles asociadas a viviendas protegidas, lo que satisface una creciente demanda". Además, "se prevé un mayor crecimiento de la población y los hogares en los próximos 20 años en el país, lo que se traduce en una creciente demanda de viviendas de alquiler".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud