Vivienda - Inmobiliario

La compraventa de viviendas crece un 6,6% y cierra el mejor enero desde 2008

  • Las operaciones de obra nueva alcanzan la cifra más elevada desde marzo de 2022
  • Siete comunidades autónomas registraron ascensos de doble dígito

Después del bache de diciembre, la compraventa de viviendas retomó las subidas en enero con un incremento interanual del 6,6%, hasta las 56.372 operaciones. Esta supone la mayor cifra registrada en el primer mes del año desde 2008 (61.800 compraventas), según los datos de Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta subida llega después de que la compraventa de viviendas cerrase 2022 con un incremento del 14,7% y cerca de 650.000 operaciones, la cifra más alta desde 2007, a pesar del frenazo de fin de año (-10,2% en diciembre).

"Este número de firmas indica que la etapa del boom inmobiliario todavía no ha terminado. Lejos de frenar la demanda de compra, el impacto de la subida de tipos, la está acelerando, al menos temporalmente. Hay que destacar la gran capacidad de resiliencia que muestra el sector, al sobrellevar el cambio en la política monetaria y evitar una brusca alteración en el mercado. La transformación está siendo suave y paulatina", indica María Matos, directora de Estudios de Fotocasa.

Por su parte, Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, señala que "continuamos instalados en cifras récord cuyo crecimiento interanual va moderándose cada vez más claramente a medida que van avanzando los meses. Con toda probabilidad será la desaceleración la que irá imponiéndose a expensas de la evolución de la inflación y la respuesta del BCE en forma de subida de tipos, el impacto que tenga en el mercado la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania o los efectos de la puesta en marcha de la nueva Ley de Vivienda durante este año". 

Por tipo de vivienda, la usada supuso el 81% de las operaciones, hasta alcanzar 45.501 unidades, lo que supone un aumento interanual del 6,2%. En el caso de las casas de obra nueva, el crecimiento de las compraventas respecto a enero del año pasado fue del 8%, hasta las 10.871 operaciones, la cifra más elevada desde marzo de 2022 (11.510 unidades).

"La tipología de vivienda de obra nueva está viviendo un auge sin precedentes desde el estallido de la pandemia. Sin embargo, podemos encontrarnos con una grave problemática de subida de precios, si la demanda continúa tan latente. No solo por la inflación desbocada, que afecta al coste de los materiales, a la producción y logística, que ha ocasionado la ralentización y paralización de algunas promociones, sino a la demanda de compra tan fuerte y solvente frente a los niveles productivos tan escasos de la vivienda a estrenar", explica Matos. 

Seis excepciones

La compraventa de viviendas creció en once de comunidades autónomas, registrando siete de ellas ascensos interanuales de doble dígito. Se trata de Navarra (19,7%), Región de Murcia (16,6%), Comunidad Valenciana (15,5%), Asturias (13,6%), Castilla y León (13%), Aragón (11,8%), Cataluña (10,9%). Por su parte, los crecimientos fueron más moderados en País Vasco (9,4%), Extremadura (7,4%), Canarias (6,1%) y Andalucía (3,7%).

Al otro lado de la balanza, en seis comunidades autónomas se vendieron menos viviendas en enero respecto al mismo mes del ejercicio previo. Se trata de La Rioja (-14,4%), Cantabria (-4,3%), Galicia (-3,9%), Baleares (-2,3%), Madrid (-1,7%) y Castilla-La Mancha (-1,6 %).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud