Vivienda - Inmobiliario

La casa prefabricada española hecha con una impresora 3D que pretende revolucionar el fututo del sector

  • Su construcción se realizó con materiales de kilómetro cero
TEVA, la casa fabricada con una impresora 3D

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) calcula que el 80% del parque de viviendas español está compuesto por inmuebles que son ineficientes energéticamente. En 2021 este tipo de edificaciones eco experimentaron un repunte, mientras que los permisos para reformar edificios cayeron – al mismo tiempo- un 14%. Proyectos como TOVA promueven la construcción de viviendas y edificios sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Las grúas, los andamios o los ladrillos son cosa del pasado, los edificios del mañana serán sostenibles o no serán. TOVA es el primer edificio de España fabricado con una impresora 3D. El encargado de este proyecto es el Instituto de Arquitectura Avanzada de Catalunya (IAAC) en Valldaura Labs, Barcelona. Este prototipo de casa se ha llevado a cabo en sólo siete semanas con una impresora 3D y con barro.  La estructura está realizada con barro local mezclado con aditivos y enzimas, mientras que la cimentación es de geopolímero y el techo es una construcción de madera. Unos materiales que a primera vista pueden parecer poco robustos, pero según los diseñadores no es así. Su construcción se realizó con materiales de kilómetro cero y, se obtuvieron los materiales de un radio de cincuenta metros, lo que evitó el uso de transportes y la contaminación que trae consigo.

Además, esta construcción sostenible cuenta con una garantía de longevidad que demuestra la resistencia de los materiales. Para darle un extra, se le ha aplicado una capa de impermeabilidad usando materiales extraídos del aloe vera y las claras de huevo. Los muros están formados por una red de cavidades que contienen el flujo de aire, lo que permiten un gran aislamiento, una forma muy eficaz de ahorrar importantes cantidades de energía en calefacciones y aires acondicionados.

TOVA se presenta como un ejemplo pionero, en un sector donde los métodos constructivos más utilizados son responsables del 36% de las emisiones de CO2. A lo que se le suma que, en el año 2018, el sector de la construcción fue el causante de aproximadamente el 30% del consumo de energía en España, según datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Por el momento, este tipo de edificaciones eco no representan un porcentaje considerable del parque inmobiliario, son poco más del 1%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud