Vivienda - Inmobiliario

Las primeras viviendas de Madrid Nuevo Norte estarán listas para mediados de 2026

Madrid

Durante los primeros meses de la pandemia, los confinamientos y las restricciones sufridas trajeron consigo el debate acerca de las ventajas e inconvenientes de vivir en la ciudad. A esto, además, hay que sumarle que la crisis ha ocasionado un cambio social importante, y ha transformado la manera en la que trabajamos, nos movemos y nos relacionamos.

"La ciudad de Madrid, por primera vez, se está planteando cómo quiere organizar su actividad económica en el plano urbanístico. La separación entre vivienda e industria, vivida durante el S.XIX, está desapareciendo y la ciudad necesita un nuevo espacio en el que puedan convivir ambas, y, además, sirva como polo de atracción para las empresas y los ciudadanos. En esta línea, vamos a aprobar, antes de verano, el plan de coordinación de ejecución de todas las infraestructuras de Madrid Nuevo Norte, y se podrán ver las primeras viviendas terminadas para mediados de 2026", destacó Miguel Hernández, director de Estrategia de Distrito Castellana Norte, el principal inversor privado del proyecto Madrid Nuevo Norte, liderado por el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, durante la II Gran Jornada Inmobiliaria organizada por elEconomista, en colaboración con empresas líderes del sector.

En este contexto, el macroproyecto Madrid Nuevo Norte se plantea como la primera smart city postpandemia y pone de manifiesto la necesidad de llevar a cabo un ordenamiento urbano basado en la colaboración público-privada y que potencie la competitividad de la ciudad, sustentándose en la innovación y la sostenibilidad. Estos han sido algunos de los principales temas que se han desarrollado durante el primer coloquio de la jornada, bajo el título El diseño urbano, clave para la atracción de inversión y talento.

Referente en colaboración público-privada

Madrid Nuevo Norte se posiciona como una de las iniciativas urbanísticas de referencia a nivel global, tanto por sus características como por ser un claro ejemplo de los múltiples beneficios que aporta la colaboración entre el sector privado y las administraciones públicas. "La perspectiva que se tiene de la ciudad desde el exterior es muy positiva. Por ejemplo, ha mejorado notablemente su posición en uno de los principales índices que analiza las mejores ciudades para los inversores, como es el Global Power City Index, y en el que Madrid ha pasado del puesto 26 a ocupar la novena posición", explicó Adolfo Ramírez, presidente de CBRE España. "Debemos estar muy orgullosos de ello, pero debemos seguir avanzando y cuidando el trabajo realizado hasta ahora. Porque los índices se actualizan cada año, e igual que se pueden subir puestos, se pueden bajar. Y, para ello, es fundamental la colaboración público-privada que permita abordar estos nuevos retos de la mejora manera", añadió.

Por su parte, el delegado del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, destacó que "se lleva tiempo trabajando conjuntamente con las principales compañías del sector para que este plan, el proyecto de transformación urbanística más grande de Europa, se conviertan en un referente internacional y un ejemplo a seguir para las ciudades del mundo". Un proyecto integral, y con miras al futuro, "en el que se incluyen tanto el urbanismo como la movilidad, y que profundiza en la idea de una ciudad policéntrica que genere nuevos núcleos sobre los que articular el urbanismo", ha querido remarcar Fuentes.

El desarrollo de "esta transformación, fruto del trabajo conjunto de empresas y administraciones, va a movilizar más de 25.000 millones de euros y va a generar más de 350.000 puestos de trabajo, entre los directos e indirectos, a lo largo de los 25 años que tiene previsto durar", subrayó José Luis Moreno, director de la oficina para Madrid Nuevo Norte de la Comunidad de Madrid. En concreto, "va a tener un impacto brutal en la economía de la región y es una oportunidad para construir en Madrid una smart city que permita seguir innovando y atrayendo talento a la ciudad", indicó Moreno, que también quiso recordar que "para que tengamos lo mejor en la Capital: movilidad sostenible, naturalización, inclusividad... y la gente se sienta orgullosa de vivir aquí, es necesario una estrecha colaboración público-privada que acelere la transformación hacia un nuevo modelo urbanístico".

Pero, para que las empresas decidan traer su capital e invertirlo en Madrid, "es primordial tener una fiscalidad eficiente, que funcione como valor diferencial y que acabe generando, en términos netos, mayor inversión y beneficios", explicó Ramírez. Las empresas necesitan incentivos y "este proyecto está pensado para ello. Desde la administración trabajamos para ofrecer una legislación fiscal que sea atractiva para los inversores y promueva la implantación de negocios dentro de Madrid Nuevo Norte", añadió Fuentes.

Mantener la competitividad

Los ponentes también analizaron la oportunidad que ofrece Madrid Nuevo Norte para posicionar a la ciudad a la vanguardia de la ordenación urbanística y mantener la competitividad actual, para que sirva como atractivo para el talento y para los inversores. "Cuando empezamos este proyecto, cogimos 200 planes urbanísticos de todo el mundo para analizar qué cosas se habían hecho bien y cuáles mal. Y, de todos ellos, seleccionamos 16 que encajaban con nuestra idea y nuestros objetivos, y los usamos de guía", comentó Hernández, para terminar remarcando que "tenemos que seguir innovando y avanzando para estar a la vanguardia y evitar que otras ciudades nos adelanten".

La innovación va a ser clave para que Madrid mantenga la competitividad y el importante atractivo económico con el que cuenta en la actualidad. En este contexto, "la tecnología es fundamental para realizar una gestión inteligente de la ciudad. Por ello, estamos realizando acuerdos con clústeres de empresas, y poniendo a su disposición todos los recursos públicos que puedan ayudarles a innovar. Las compañías que colaboren y participen en este proyecto tendrán un importante valor diferencial y podrán exportar esta experiencia a otros países, al tratarse del diseño de la primera smart city postpandemia", puso de manifiesto Moreno. Además, "es la primera vez que se utiliza la metodología BIM en un proyecto de estas características, en el que va a haber más de 300 edificios, dos colegios, un instituto, una universidad... Es casi una ciudad nueva, dentro de Madrid", añadió.

La metodología BIM se trata de "un proceso colaborativo en el que todos los agentes involucrados trabajan sobre el mismo tapiz. Los cambios se hacen en directo y todos pueden verlos al instante" explicó Fuentes. Un proceso que, aplicado al sector de la construcción, se resume en una colección de datos urbanísticos organizados que facilitan la gestión de los proyectos de ingeniería, arquitectura y construcción, con el objetivo de mejorar los resultados y la eficiencia de los trabajos.

Para Hernández, "el talento es otro de los pilares que mantienen y potencian la competitividad" y, en este sentido, "Madrid Nuevo Norte tiene una amplia oferta asequible. El 38% de las 10.500 viviendas de Madrid Nuevo Norte (alrededor de 4.000 unidades) estará en manos del Ayuntamiento de Madrid, de las que alrededor de 2.500 contarán con algún tipo de protección y, el resto, se destinará a alquiler de precio tasado mediante fórmulas de cesión de uso. Un concepto que rompe con el modelo anglosajón de centro de negocios, CBD (por sus siglas en inglés Central Business Center), y se presenta como un centro asequible de uso mixto, en el que el 62% de las viviendas están en manos del Ayuntamiento", un aspecto que evitará la huida del talento que no disponga de la capacidad económica suficiente.

Fuentes, por su parte, añadió que "la oferta del proyecto contará con 2.540 viviendas protegidas, todas ellas en régimen de arrendamiento, y que contribuirán a ralentizar la subida del alquiler y a controlar los precios". Además, desde el Ayuntamiento de Madrid han creado "el bono Confianza, que adelanta la fianza del alquiler de los jóvenes que no puedan permitírselo, porque muchos de ellos tienen una capacidad de gasto suficiente, pero carecen de la capacidad de ahorro necesaria. Por lo que este fondo ayudará a la retención del talento en nuestra ciudad, porque queremos que los madrileños quieran, y puedan vivir aquí", destacó el delegado del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid. Estas iniciativas, sumadas a la construcción de los colegios, el instituto y la universidad, configuran un ecosistema propicio para la retención y la creación de jóvenes talentos en Madrid Nuevo Norte.

Por otro lado, los expertos también analizaron la necesidad de contar con una buena red de transporte para el asentamiento de las empresas y para la comodidad de los ciudadanos. Por ello, "la movilidad forma parte intrínseca del proyecto, y se diseñó teniendo en cuenta cómo van a salir y entrar los habitantes de la zona. Queremos configurar un centro asequible de uso mixto, con una movilidad social y de ocio de máximo 15 minutos, y una movilidad laboral que permita alcanzar el distritito en menos de 45 min desde cualquier punto de la ciudad", indicó Hernández.

Sostenibilidad como valor diferencial

En la actualidad, la sostenibilidad es un pilar fundamental, pero no solo para la protección medioambiental, sino para que las ciudades sean atractivas tanto para las personas como para las compañías. Aunque "los estándares tienen que consolidarse más y los KPI's deben unificarse y definirse mejor, Madrid Nuevo Norte es un caso de referencia y éxito en términos ESG.", remarcó el presidente de CBRE. Esta situación, pone de manifiesto la necesidad de "analizar la planificación urbanística a largo plazo y hacer hincapié en la importancia del diseño. Porque, como construimos para deconstruir en muchos años, es necesario diseñar para poder reciclar y reutilizar, cumpliendo con la economía circular", añadió.

Pero para abordar estos proyectos desde una perspectiva sostenible y poder construir la ciudad del futuro es necesario adaptar las normas, porque "hace 25 años, cuando se aprobó el plan urbanístico actual, no nos movíamos igual por la ciudad, no trabajábamos de igual forma y no disfrutábamos del ocio de la misma manera. Madrid Nuevo Norte debe evolucionar con la ciudad y modular esta transformación", remarcó Fuentes, que también quiso destacar "que es necesario tener una línea clara de actuación para que esto ocurra, así que habrá que modificar la legislación y darle más flexibilidad para que pueda amoldarse a los cambios que vayan ocurriendo".

"Vamos a transformar las normas para que seamos capaces hacer lo que queremos en materia de sostenibilidad", explicó el director de la oficina para Madrid Nuevo Norte de la Comunidad de Madrid, "puesto que tenemos que intentar ser mucho más eficientes en todos los procesos". En este sentido, destaca que "la colaboración público-privada debe ser promovida por las administraciones, ya que va a ser clave en la adaptación de la legislación, no solo para este proyecto, sino también para otros similares, permitiendo que sea extensible a otras regiones de la comunidad".

Puedes ver la galería de fotos de la jornada pinchando aquí.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.