Comunidad Valenciana

La crisis 'chips & ships' cambia las reglas de juego del suministro de las empresas valencianas

Valencia

Uno de los grandes proveedores de materia prima para la industria cerámica, Guzman Minerals, y una de las mayores transitarias valencianas, Tiba del Grupo Romeu, explicaron los efectos de la crisis de materias primas y suministro internacional. Una crisis que en la escuela de negocios Edem ya han bautizado como 'ships & chips'.

Un problema que no sólo ha venido los precios se han multiplicado por 9 en el transporte marítimo internacional o por los retrasos causados por los atascos de grandes puertos como Los Angeles, en que 80 barcos diarios tienen que esperar para descargar. "Los armadores ya nos han cambiado las reglas de juego, hoy son ellos los que nos mandan como hay que descargar. Hay productos delicados que obligan a descargar sobre muelle no sobre tolva, fuera de hora, en fin de semana, todo eso supone costes adicionales", explicó Francisco Calomarde, director comercial de Guzman Minerals, uno de los grandes suministradores de materias primas de las azulejeras de Castellón.

"Hemos cambiado el 'just in time' por el 'just in case', compramos material por si acaso", resumió el ejecutivo de la división de Guzman Global en una mesa redonda celebrada en la escuela de empresarios Edem titulada "Crisis de suministro y materias primas".

"Con la covid se nos cambia el tablero y se plantea si globalización o regionalización. Desgraciadamente la regionalización no es capaz de cubrir lo que teníamos montado con la globalización", comentó Calomarde en su intervención. Sobre una posible reindustrialización local, Calomarde puso como ejemplo a la industria azulejera, que surgió con fuerza en Castellón por la existencia de las arcillas rojas y hoy tiene que importar buena parte de sus materias primas. "Intentar abrir una mina en Castellón o Valencia es imposible, tienes que recurrir a Teruel porque como allí no hay industria están encantados, con lo que eso supone de tráfico de camiones". Además a los problemas de los costes del gas y la subida de precios se suman los tambores de guerra en Ucrania, uno de los grandes suministradores.

¿Qué pueden hacer los importadores?

Javier Romeu, CEO de Tiba, la transitaria valenciana de transporte internacional de mercancías de Grupo Romeu coincidió en ese cambio de prioridad con esta crisis. "Hemos pasado del cash is king al stock is king". Romeu ante la pregunta de uno de los responsables de logística internacional de Mercadona recomendó a los importadores "en la medida de lo posible planificar con el mayor plazo posible. Eso aumenta mucho las probabilidades de cargar".

Una estrategia en la que coincidió Calomarde. "Esto nos ha enseñado a planificar, algo que era habitual con un australiano, se ha convertido en algo normal aquí también, eso es positivo", señaló el directivo de Guzmán.

Sobre la posible duración de los altos precios y los problemas de la cadena de suministro, también se pronunció Romeu. "Hoy yo veo precios estables todo el año 2022, con precios altísimos de más de 10.000 dólares entre Asia y aquí. En 2023 es posible que empiece a bajar. Otra cosa es si cambia la fuerte demanda, porque el origen de todo esto ha sido una demanda disparada"

Romeu también alertó que además ahora vendrá una subida de precios en el transporte terrestre, que si bien no será tan elevada como la del marítimo se sumará a la subida de costes.

Coberturas

En la mesa redonda también participaron el director financiero de Air Nostrum, José Manuel Gamir, y el CEO de Gana Energía. Aunque en su caso los problemas son distintos, como la caída de los pasajeros en la aerolínea por el Covid y la fuerte subida de los precios en la comercializadora, ambos coincidieron en un problema común por la crisis, los problemas generados por las coberturas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin