Comunidad Valenciana

La Conselleria de Hacienda busca inmueble en alquiler en Valencia por reformas

  • El plazo para presentar ofertas es de apenas 5 días naturales
Obras en la sede de la Conselleria de Hacienda.
Valencia

Las reformas en su sede en el Palau de l'Almirall y la falta de espacios alternativos, como el cercano Palacio de Tremolar recientemente adquirido pero que tiene que ser reformado, ha llevado a la Conselleria de Hacienda a solicitar ofertas para alquilar temporalmente un inmueble con entre 800 y 1.500 metros cuadrados en el centro de Valencia.

Según el anuncio publicado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, se busca un inmueble para la ubicación de personal de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, destinado específicamente a servicios administrativos, a ser posible en el centro histórico de Valencia y en un edificio de oficinas consolidado.

Según fuentes del departamento que dirige Vicent Soler, la necesidad de esta ubicación se debe a las obras de reforma y rehabilitación de sus principales espacios de trabajo, como a propia sede de la Conselleria en el histórico edificio del Palau de'l Almirall cuyo presupuesto supera los 5,3 millones de euros, o el Palacio Calatayud en la calle Micalet.

Futuras ubicaciones

Además, la Generalitat se hizo con el Palacio Tremolar recientemente también para los servicios de Hacienda, pero el inmueble ha de ser reformado. El Gobierno autonómico también tiene previsto recuperar en septiembre la sede de la Bolsa de Valencia que cedió gratuitamente a BME.

La Conselleria apenas da un plazo de cinco días naturales desde la publicación del anuncio para la presentación de las ofertas, que se valoraran por criterios económicos y cumplir las putas marcadas, incluida la accesibilidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.