Comunidad Valenciana

Las empresas valencianas y los sectores que tiran del empleo pese a la pandemia

Valencia

La crisis del coronavirus ha tenido un fuerte impacto en la economía valenciana y eso también se ha traducido al empleo. La cifra de desempleados al cierre del primer trimestre de año se situó en 394.300 personas, 45.600 personas más que en el mismo periodo del año anterior. Es decir, en el último año desde que estalló la pandemia el número de parados se incrementó un 13% en la Comunitat Valenciana.

Pese a ese panorama negativo, incluso durante los meses del confinamiento ha habido empresas de sectores concretos que no han dejado de realizar nuevas contrataciones. Sin duda el sector servicios, con el turismo y la hostelería, ha sido el principal damnificado. Sin embargo, otros sectores están logrando mantener las nuevas incorporaciones este año.

Tecnología

Sin duda una de las tendencias que ha acentuado y acelerado la pandemia ha sido la digitalización de las empresas y el teletrabajo. El sector tecnológico ya era uno de los más dinámicos antes de que el virus del Covid-19 se expandiese de forma global y uno de los segmentos en que la incorporación de talento es más costosa por la alta demanda de personal formado. Precisamente gracias a las nuevas tecnologías, ha sido una de las industrias que mantuvo los procesos de contratación pese a las restricciones de movimientos y la incertidumbre. Estas son algunas de las empresas del sector que han aumentado su plantilla o prevén incrementarla en estos meses en la Comunitat Valenciana.

Edicom: La empresa especializada en factura electrónica y transferencia de documentos electrónicos es uno de las firmas de capital 100% valenciano que ha sacado más partido al paso del papel a los bits. Con un volumen de negocio que supera los 100 millones de euros y presencia en más de una decena de países, el grupo que dirigen los hermanos Vicente y José Vilata, además de Ana Darder, cuenta con más 600 profesionales y tiene previsto sumar este año otros 150 empleados. En febrero ya cerró la incorporación de 23 nuevos trabajadores. Los candidatos deben poseer perfiles tecnológicos con titulaciones como Ingeniería en Informática, Telecomunicaciones. También valora estudios afines, por ejemplo, Matemáticas, Ciencia de Datos, Física, Geodesia o Industriales con habilidades en programación. Además, se buscan Técnicos Superiores en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, Administración de Sistemas Informáticos y en Red o similares.

Vector ITC: La filial de la multinacional Softek ha inaugurado unas nuevas oficinas en Alicante, donde ha generado 30 nuevos puestos de trabajo con profesionales de diferentes perfiles tecnológicos. El objetivo de la firma de soluciones tecnológicas es llegar a final de 2021 con 100 empleos en sus instalaciones en el antiguo centro comercial Panoramis frente al puerto alicantino, pasando a doblar esa cifra en 2022 lo que supondría llegar a 200 profesionales ese año.

Lãberit: La firma resultante de la fusión de la mayoría de las sociedades del grupo tecnológico Alfatec incorporó el año pasado un centenar de trabajadores para sus servicios de digitalización y desarrollo de soluciones para empresas y administraciones. La tecnológica tiene intención de mantener el ritmo de contratación.

Uniphore: Tras la compra de la valenciana Emotion Lab Search, este grupo estadounidense planea crear un centro especializado en el desarrollo de soluciones de Inteligencia Artificial en Valencia. La compañía, que cerró recientemente una ronda de financiación de 140 millones de dólares, prevé incorporar a 40 ingenieros a su proyecto español, según María Pocovi, senior director Product MKT de Uniphore, con los que se buscan incorporar procesos de automatización a la tecnología de los centros de atención por todo tipo de canales.

Inetum: La consultora tecnológica Inetum nacida tras la compra de Informática El Corte Inglés por GFI ha realizado ya este año 35 contrataciones de las 100 que tiene previstas en su delegación de Levante, que incluye tanto Comunitat Valenciana como Murcia y Baleares. Su demanda se centra en consultores SAP de diversos módulos y experiencia, administradores y consultores de sistema, e ingenieros de sistemas empotrados, tecnologías de transporte y sistemas en tiempo real.

Logística y transporte

Otro de los sectores que se ha potenciado con el auge del comercio electrónico y la necesidad de mantener las cadenas de suministro pese a las restricciones a la movilidad.

Amazon: El crecimiento del gigante de la distribución de comercio electrónica pasa durante este año por Alicante y Onda (Castellón). La compañía de Jeff Bezos pondrá en marcha este verano su primera estación logística en Alicante, donde prevé incorporar a 60 empleados. En el caso de Onda, el fondo inmobiliario de Singapur P2 Logistic Parks está construyendo un gran centro logístico sobre una parcela de 150.000 metros cuadrados. Una vez finalizadas las obras, se estima que el centro logístico podría generar cerca de un millar de puestos de trabajo a pleno rendimiento.

AZA Logistics: La firma logística del grupo empresarial de la familia Zamorano está iniciando la actividad de su nuevo almacén recién construido en Sagunto con capacidad para 50.000 palés. Para operar esta instalación el grupo valenciano prevé incorporar en estos meses hasta 150 personas.

Intermodalidad de Levante (Ilsa): En un ámbito distinto, el nuevo operador ferroviario de alta velocidad formado por la compañía italiana Trenitalia y los socios de Air Nostrum ha cifrado en al menos 250 puestos de trabajos los que creará la empresa en Valencia, donde tendrá su sede. La compañía que espera empezar a operar sus trenes para competir con el AVE de Renfe el próximo año, ya ha puesto en marcha una convocatoria para contratar 100 plazas para maquinistas de alta velocidad. También prevé un nuevo proceso de selección para incorporar más de 500 personas de asistencia a clientes.

Distribución alimentaria

Las cadenas valencianas de supermercados vivieron el año pasado una situación completamente atípica por el confinamiento, en que hicieron frentes al aumento de su negocio con fuertes puntas de demanda.

Mercadona: La empresa de Juan Roig incrementó su plantilla en España y Portugal en el año del Covid. El grupo valenciano es uno de los mayores empleadores españoles, y aunque no ha desglosado las cifras, en el caso de Valencia hay que tener en cuenta que con su despliegue también incrementa las necesidades de talento en sus oficinas centrales, especialmente en digitalización. Para este ejercicio sus planes son añadir 1.600 puestos de trabajo estables en España y Portugal.

Consum: La cooperativa valenciana batió su récord de incorporaciones el año pasado, al sumar 1.355 nuevos empleos y superar los 17.800 trabajadores. En su caso, para este año prevé contratar de forma estable a 800 personas, de las que estima que unas 200 lo serán en la Comunidad Valenciana. También ha iniciado hace semanas el proceso para realizar 4.000 contrataciones para cubrir la campaña de verano de este año, para sustituir a personal de vacaciones y reforzar centros en zonas costeras.

Masymas: La cadena de tiendas de José Juan Fornés alcanzó los 2.500 empleados el año pasado. La empresa alicantina espera incorporar este año otros 100 trabajadores, fundamentalmente para las nuevas aperturas previstas.

Industria

Mientras que uno de los grandes motores industriales de la Comunitat Valenciana, el automóvil, se ha visto golpeado traumáticamente en el último año por los efectos de la pandemia, en el otro lado de la balanza la industria agroalimentaria ha sido uno de los sectores que ha aprobado con nota el examen de la pandemia. Los fabricantes cerámicos, tras un fuerte impacto inicial, también han reconducido la situación gracias a su peso internacional.

Stadler Rail Valencia: La fábrica de locomotoras y trenes del grupo suizo en Albuixech ha aumentado sus pedidos a toda máquina en los últimos años. En 2020 y a pesar de la pandemia, la factoría valenciana incorporó a cerca de 400 profesionales, hasta situarse cerca de los 1.400. El anuncio de la adjudicación del nuevo contrato de Renfe para construir 59 trenes de alta capacidad valorados en casi 1.000 millones de euros refuerza aún más sus necesidades de mano de obra. Los planes de su presidente Íñigo Parra son incorporar 500 personas más y estima que el empleo indirecto podría llegar a 4.000 puestos.

Pamesa: El grupo cerámico de Fernando Roig, con actividades también en las materias primas, la química auxiliar y la energía, mantuvo su estrategia de ganar tamaño el año pasado y eso supuso la contratación de 350 trabajadores. El grupo con sede en Almassora (Castellón) tiene en marcha fuertes inversiones fundamentalmente en logística y también ha anunciado que ampliará su actividad en este segmento al incluir el servicio de transporte hasta el cliente final, en lugar de limitarse a que el cliente recepcionase el producto en sus propias instalaciones.

Vicky Foods: El grupo alimentario de bollería, panadería y alimentación de Gandía que fabrica Dulcesol además de aprovechar la ola del consumo en el hogar está acelerando sus planes de internacionalización. Por ello el año pasado aumentó su plantilla en 200 personas, hasta 2.650 trabajadores. Dentro de sus planes de inversiones por valor de 75 millones de euros en los próximos dos años, destaca la construcción de su primera factoría en Francia, para la que estima que contratará a un centenar de trabajadores.

Mahle: El caso de la filial valenciana del gigante alemán de la industria auxiliar de la automoción va a contracorriente de la situación que atraviese este sector, marcado por los Erte y los recientes despidos en Ford y los proveedores directos. El grupo multinacional no se escapa de esa coyuntura en toda Europa, pero en el caso de su centro de I+D de Paterna, al estar especializado precisamente en electromovilidad es una de las apuestas de futuro del grupo. La compañía, que desembarco en Valencia tras la compra de la empresa manchega de electrónica del automóvil Nagares, cuenta actualmente con 300 trabajadores, casi en su totalidad ingenieros, y prevé incorporar otros 50 más a lo largo de este año. Sus planes no se quedan ahí, si no que planea alcanzar los 500 profesionales en las instalaciones valencianas. Un caso que no podría ser el único si salen adelante los proyectos vinculados al coche eléctrico y la nueva movilidad impulsados por el sector valenciano.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin