Comunidad Valenciana

El Gobierno valenciano suprime el toque de queda pero mantiene límites en hostelería

  • Los locales de hostelería seguirán al 50% en los interiores
  • El ocio nocturno podrá abrir solo hasta las 2 de la mañana
Control policial en Valencia.

La Comunidad Valenciana pondrá fin el próximo martes, 8 de junio, tras siete meses y medio, al toque de queda. Además, abrirá el ocio nocturno hasta las dos de la madrugada, aunque con la intención de que este horario pueda ampliarse de cara al mes de julio.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado estos cambios tras la reunión de la Mesa Interdepartamental que ha dado luz verde a las nuevas medidas en relación a la pandemia, que se prevé que estén vigentes durante lo que resta del mes de junio.

Puig ha defendido que el toque de queda nocturno ha sido un "instrumento definitivo" para el control del virus, pero ha considerado que devolver esta libertad es ya una medida "necesaria" tras 11 semanas con la incidencia acumulada más baja de España.

Además, después de 226 días desaparece el límite de personas en las reuniones, aunque ha reclamado que este derecho se ejerza "con corresponsabilidad", es decir, manteniendo mascarilla, ventilación y distancia.

Respecto al ocio nocturno, abrirá la próxima semana hasta las dos de la madrugada con aforo del 50% en interior y 100% en terraza. Asimismo, ha puntualizado que la perspectiva es de que se pueda aumentar el horario en la próxima reunión de acabar al mes de julio.

El Gobierno autonómico ha optado por no ampliar el horario hasta las 3 am como permite su situación epidemiológica. "Es cierto que puede no ser suficiente para la actividad de negocio, pero también es cierto que tenemos que llegar a julio en las mejores condicione para garantizar un verano lo más beneficioso posible", ha aseverado.

Además se han levantado otras restricciones, como abrir completamente sin limitaciones los lugares de culto, también en actividades como las escuelas de verano y ha resaltado que ese hará una recomendación para limitar celebraciones de la Noche de San Juan y otras fiestas en los próximos meses con el objetivo de "evitar aglomeraciones". Municipios como Valencia y Alicante ya han dejado claro que no habrá celebraciones en sus playas.

Los hosteleros piden más aforo

La patronal hostelera Conhostur valoró las medidas poco después de conocerse y criticó especialmente que se mantenga el límite del aforo en los interiores de los locales al 50%.

"Aunque se amplía el horario a la una, consideramos que era necesario ya ampliar los aforos, tal y como habíamos solicitado ya que hay que tener en cuenta con la distancia exigida de separación entre mesas en el interior de los locales, el aforo real que se puede aprovechar es inferior al porcentaje establecido en la norma", señala en un comunicado.

También carga contra los límites horarios al ocio nocturno. "Respecto al horario establecido para el ocio nocturno, consideramos que la limitación a las dos supone un cierre encubierto, ya que la actividad que desarrollan este tipo de locales, especialmente las discotecas, no va a ser viable con este horario".

La patronal considera que "hay que tener en cuenta que el ocio reglado es la única garantía para controlar y poner freno a todas las actividades que se van a producir una vez cierren los locales, como los botellones multitudinarios o las fiestas ilegales y que va a ser un fenómeno difícilmente controlable por las fuerzas y cuerpos de seguridad".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.