Comunidad Valenciana

Consum digitaliza sus supermercados con algoritmos e inteligencia artificial

Valencia

La cooperativa valenciana de supermercados Consum trabaja con las 'startups' valencianas Solver y Bionline, además de la tecnológica Algonomy en proyectos para mejorar procesos y la relación con el cliente

La digitalización es una realidad innegable que está extendiendo el uso de las nuevas tecnologías a todos los campos de la empresa. La cooperativa valenciana Consum tiene en marcha dos proyectos junto a socios tecnológicos con los que quiere profundizar en esa digitalización que tiene en marcha desde hace años.

Por un lado, la cadena de supermercados ha recurrido a la Inteligencia Artificial (IA) para poder predecir con mayor exactitud las necesidades de suministro de productos en sus tiendas. Este sistema que ha implementado de la mano de la startup valenciana Solver, basado en los modelos denominados de Machine Learning, le ha permitido reducir "sensiblemente" el error en la previsión, repercutiendo directamente en la satisfacción del cliente y la eficiencia de la cadena de suministro, evitando roturas y mejorando la gestión de sus stocks.

Un sistema que fue puesto a prueba durante el año pasado con los fuertes cambios prácticamente de un día para otro que supusieron el confinamiento y las restricciones por el Covid-19. El elevado impacto en la demanda que se ocasionó en muy corto espacio de tiempo hizo que el modelo predictivo incrementase su margen de error, pero por su propia "capacidad de reaprender y detectar anomalías" la cooperativa pudo reconfigurarlo. "A día de hoy, es capaz de detectar el impacto de este tipo de eventos en la demanda, tanto si se volvieran a repetir las restricciones, como para que los datos históricos no distorsionen la previsión de demanda futura", explican desde la empresa valenciana.

Según la cadena de supermercados, estos modelos permiten una mejor gestión de anomalías en la demanda derivadas de las promociones, estacionalidades o eventos en sus más de 670 tiendas.

La cadena valenciana también lleva más de diez años aplicando técnicas estadísticas avanzadas para incrementar el valor de su oferta con los consumidores. "Hemos desarrollado diferentes algoritmos con objetivos diversos. El más importante, es el algoritmo de recomendación de ofertas personalizadas, con él generamos todos los meses una combinación de ofertas prácticamente única para cada uno de los 1,5 millones de socios-clientes que la pueden disfrutar, que son aquellos con un nivel de fidelidad medio y alto", señalan fuentes de la cadena de distribución.

Gracias a ese algoritmo el recomendador tiene en cuenta los gustos de los clientes, "de forma que les propone artículos que suelen consumir en Consum, pero también es capaz de proponer productos que no compra en nuestros establecimientos, siempre con un margen de error".

Nuevos pasos

La cooperativa además está trabajando con la firma valenciana especializada en inteligencia artificial Bionline para desarrollar un modelo conocido como NBA (Next Best Action) que permitirá elegir "cuál es la mejor acción de marketing para cada socio en cada momento".

Dentro de este campo, la cadena valenciana trabaja en un algoritmo para gestionar las comunicaciones digitales y evitar saturar a sus clientes. "Con el gran crecimiento de las comunicaciones digitales, el consumidor está saturado por el correo electrónico, mensajes de whatsapp, notificaciones de redes sociales. El objetivo es priorizar y personalizar las comunicaciones digitales en función de los intereses de cada socio.

Consum también ha implantado la plataforma Omnichannel Customer Engagement de la multinacional Algonomy, con sede en San Francisco, una herramienta que proporciona cobertura de cara a la plataforma de datos del cliente y la participación personalizada gracias a algoritmos avanzados de aprendizaje de tipo automático.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin