Comunidad Valenciana

Cranemere crea el líder del plato de ducha con tres empresas españolas

  • El fondo se ha hecho en unos meses con Acquabella, F&D y mcbath
  • El grupo suma dos factorías polacas de Marmite y supera los 140 millones

En apenas unos meses y a golpe de talonario el fondo británico Cranemere ha formado el que ya es el mayor fabricante de platos de ducha de España y de Europa: The Enginered Stone Group.

Para conseguirlo, la firma de inversión ha cerrado desde febrero la compra de tres empresas españolas, Acquabella, F&D y McBath. Unos fabricantes que ya estaban en el radar de los inversores por el fuerte crecimiento de este producto de baño.

Cranemere ya era el dueño desde 2016 de Marmite, uno de los grandes fabricantes de equipos de baño como lavabos, bañeras y platos de ducha de resina del norte de Europa. Aunque de origen sueco, la empresa cuenta con dos fábricas en Polonia donde fabrica 1,8 millones de piezas al año. Pese a ser uno de los mayores productores del norte de Europa, Marmite concentra su actividad en fabricar para terceros, ya sean otras marcas de baño o cadenas de distribución y bricolaje.

Para completar esa oferta tanto en gama de producto como geográficamente, Cranemere puso sus ojos en España. En febrero dio su primer golpe con la compra de la castellonense Construplas, fabricante de la marca Acquabella y uno de los pioneros en el plato de ducha de resina en España.

Esta antigua filial de la azulejera Keraben estaba en manos de los fondos franceses MBO Partenaires y Aquasourça desde 2016. Con su financiación, la empresa de Vall d'Uixo llevó a cabo un plan de inversión de 6 millones de euros que le ha llevado a duplicar su negocio desde 2016 hasta cerca de 30 millones, con una fuerte presencia en Francia.

A Acquabella le siguió el grupo alicantino F&D, una firma de menor tamaño que comenzó como comercializadora y decidió dar el salto a la fabricación ante el boom del plato de ducha con la marca Ohmyshower.

La tercera y última incorporación ha sido otra empresa valenciana, Moldcom Composites, más conocida por su enseña mcbath. Una empresa que con 14 años de historia ya ha protagonizado tres operaciones corporativas. Primero fue el grupo inversor de Pablo Serratosa, Zriser, quien tomó la mayoría, para traspasarla en 2017 a Nazca, que ahora la ha vendido a Cranemere.

El nuevo gigante

Con estas compras, The Enginered Stone Group se ha convertido en el dueño de tres fábricas en España con más de 450 empleados. Además, las marcas que ha sumado cuentan con un importante negocio en otros países del sur de Europa, como Francia, Italia y Portugal.

Las compañías españolas aportan en su conjunto unas ventas superiores a los 60 millones de euros, con las que el nuevo gigante de los platos de ducha controlado por el fondo supera los 140 millones de ingresos anuales.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin