Comunidad Valenciana

Masymas reclama 13,8 millones a Teulada por el cierre de un súper

Establecimiento de la cadena alicantina.

La cadena supermercados considera que la revocación de las licencias de su tienda en el municipio alicantino le obligará a tener que derribarla, pese a que estaba contemplada en un acuerdo urbanístico de 2004.

La cadena de supermercados Juan Fornés Fornés, que opera con la marca Masymas, ha presentado una reclamación de responsabilidad patrimonial frente al Ayuntamiento de Teulada-Moraira por el incumplimiento del acuerdo urbanístico firmado en 2004 y del que derivó, finalmente, el precinto de su tienda en la carretera Moraira-Calpe el 23 de septiembre de 2019.

Ese establecimiento según la empresa había abierto con todas las licencias administrativas exigibles, pero que después le fueron revocadas. Debido a la falta de respuesta a sus recursos tras un largo proceso administrativo y legal, la empresa asegura que para cumplir con la normativa la única opción es derribar el local, por lo que reclamará al Ayuntamiento la inversión en su construcción y equipamiento, que cifra en esos 13,8 millones, al margen del posible lucro cesante.

La empresa alicantina asegura en un comunicado que desde que se iniciara el conflicto administrativo, hace ya más de 15 años, ha mostrado siempre su voluntad para compatibilizar y legalizar la actividad del supermercado, en el que hasta su precinto trabajaban 20 personas.

A pesar del conflicto legal, la empresa señala que espera que el Ayuntamiento reconsidere el asunto y lo asuma con la importancia y responsabilidad que es debida, lo que facilitaría la retirada de la reclamación presentada.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.