Turismo y Viajes MODULO

Springwater compra el 51% de Pullmantur a Royal Caribbean

El fondo de capital suizo Springwater ha acordado la compra a Royal Caribbean Cruises de una participación del 51% de Pullmantur y de Croisières de France (CDF). Los términos del acuerdo abarcan la creación de una joint venture que gestionará ambas marcas, con un planteamiento enfocado al mercado del turismo de cruceros francés y español. El importe de la operación no se ha hecho público.

Royal Caribbean conservará el 49% de participación y mantendrá la propiedad de los barcos y aviones que actualmente operan Pullmantur y CDF, que serán alquilados a la joint venture. RCL proporcionará asimismo los servicios de operación marítima a Pullmantur y CDF a través de un acuerdo de gestión.

La nueva joint venture amplía la relación ya existente entre Royal Caribben y Springwater en los negocios de transporte aéreo, agencia de viajes y turoperación del grupo turístico Wamos. Además, agranda la presencia de Springwater en el sector turístico, en el que ya cuenta con inversiones en líneas aéreas y agencias de viajes en España, Francia y Portugal.

"Esperamos que este nuevo enfoque que la joint venture con Springwater va a aportar a estas dos compañías contribuya a su crecimiento", ha declarado Richard D. Fain, presidente y CEO de Royal Caribbean. El primer directivo de la naviera alude a los "signos de recuperación que hemos visto en la economía española, así como un creciente interés en los cruceros por parte de los turistas en Francia" como elementos que les han impulsado a acometer el nuevo proyecto. "Pensamos que éste es el momento adecuado", agrega Fain.

Ambas compañías esperan completar la puesta en marcha de la joint venture a finales de este año, con sujeción a las aprobaciones regulatorias pertinente. Se espera que esta venta resulte en un beneficio inmaterial no recurrente que será excluido de los indicadores clave de Royal Caribbean. Debido a los mercados en los que opera Pullmantur, se espera que la transacción tenga un impacto compensatorio parcial en los rendimientos y gastos. El alcance dependerá del momento en el que se reciba la aprobación del regulador y la transacción sea concluida, pero se espera que el efecto neto en los resultados de la compañía en 2016 sea neutral o marginalmente positivo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin