Transportes

IAG venderá su 4,7% en Norwegian si no se desbloquean las negociaciones

Foto: Archivo

Todo o nada. IAG ha descartado seguir en el capital de Norwegian si no logra hacerse con toda la compañía de bajo coste. El holding que dirige Willie Walsh ha abierto así la puerta a vender el 4,7% que posee de la aerolínea si las negociaciones, que llevan meses bloqueadas, finalmente se rompen. La dueña de Iberia y British Airways lanza así una especie de ultimátum a la firma de bandera noruega para redefinir la situación después de que ésta haya rechazado ya dos propuestas de compra al considerar que "infravaloran la compañía", según aseguró la propia Norwegian.

"No vamos a mantener las acciones, no somos un inversor. Compramos esa pequeña participación para iniciar negociaciones y si estas no van a ninguna parte, como así está pasando, no vamos a conservarla", aseguró Willie Walsh en un encuentro con la prensa británica. En esta línea, fuentes oficiales del holding aéreo explicaron a este diario que, aunque se baraja la venta del paquete accionarial, todavía no se ha desechado del todo la operación. "No hemos descartado la adquisición pero si ésta no tiene lugar, venderemos las acciones", explican. Las acciones de Norwegian cerraron el viernes a 27,79 euros, un 33% más que el día antes de que se hiciera público el interés de la dueña de Iberia.

No es la primera vez que el consejero delegado de IAG aleja la posibilidad de hacerse con el control de la aerolínea que preside Bjørn Kjos. En una rueda de prensa a finales de junio, el directivo aseguró que no estaba dispuesto a pagar por Norwegian "más de lo que vale" y que ya estaba buscando alternativas para crecer en el bajo coste a América. "No voy a entrar en ninguna guerra y no pienso pagar más que su valor. Si quieren más dinero y Lufthansa está dispuesto a pagarlo, que lo pague", sentenció Walsh.

Así, en los últimos dos meses IAG ha reimpulsado los planes de crecimiento de Level, la marca que creó para realizar vuelos de bajo coste a América y competir directamente con la noruega en el largo radio. El mes pasado anunció el nombramiento de Vincent Hodder, ex de la mexicana VivaAerobus, como consejero delegado de Level y la apertura de una filial en Austria de corto radio que operará la marca.

Mejora de los resultados

Más allá de la aparente falta de entendimiento con Norwegian, el holding aéreo ha mostrado una gran fortaleza en pleno alza de los precios del crudo y los problemas de congestión aérea en Europa, que están causando miles de retrasos y problemas operativos en el sector. Según las cuentas publicadas el viernes, IAG ha cerró el primer semestre del año con un beneficio de 825 millones , lo que implica una mejora del 25,2% con respecto a 2017. Si se tienen en cuenta las partidas excepcionales por el cierre de los planes de dos pensiones de British Airways (BA), el beneficio se dispara hasta los 1.398 millones, más del doble que hace un año.

En esta línea, los ingresos por pasaje han crecido el 3,6% hasta los 9.938 millones gracias a que el aumento de la ocupación ha conseguido compensar la caída de 3,1 los ingresos unitarios por pasajero transportado. Incluyendo el negocio de la carga y otros ingresos, la facturación total del grupo ha mejorado un 3,1% a los 11.206 millones. La política de contención de costes y eficiencia del grupo se ha traducido en un alza del beneficio operativo antes de partidas extraordinarias del 17,4% hasta los 1.115 millones de euros. Con el efecto de las pensiones de BA, éste suma 1.735 millones, casi el doble que hace un año. Así, mientras el coste unitario del combustible ha subido el 3,9%, los costes operativos unitarios si incluir el fuel, se han recortado un 4,2%.

Pese a estos buenos resultados, la acciones de IAG han caído un 2,75% en bolsa porque BA ha ganado menos de lo previsto y por advertencia sobre el impacto de los problemas de gestión del control de tráfico aéreo, que han disparado los retrasos por la falta de personal, el mal tiempo y las huelgas en Francia entre abril y junio.

Vueling es la compañía del grupo que más se está viendo afectada por estas huelgas y por los minutos de retraso a las operaciones que se están imponiendo desde junio. La aerolínea ha registrado así unas pérdidas operativas de 11 millones pese a que sus ingresos han mejorado el 11,5%. "Desafortunadamente, las huelgas de los controladores de tráfico aéreo franceses continuaron impactando las operaciones de nuestras aerolíneas. Vueling se vio particularmente afectada e incurrió en un coste adicional de incidencias de 20 millones de euros en el trimestre", explicó Walsh.

Por su parte, Iberia ha mejorado su resultado operativo un 17,2% hasta los 102 millones gracias a las políticas de eficiencia y la mejora de la productividad. En plena guerra por América, donde las compañías de bajo coste han desembarcado con fuerza, Iberia ha conseguido subir sus ingresos un 0,7% gracias a la mejora de la oferta y de la capacidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado