Transportes

¿El principio del fin del superjumbo? Airbus reducirá la producción del A380

  • Para ajustarse a la caída de las ventas del avión más grande del mundo

El fabricante aeronáutico europeo Airbus ha anunciado que va a reducir la cadencia de producción de su A380 a 12 unidades anuales desde 2018 para ajustarse a la cartera de pedidos para su avión gigante, que apenas se ha movido en los dos últimos años.

En un comunicado, Airbus explicó que de los 27 unidades del A380 que entregó a sus clientes en 2015, va a "continuar mejorando la eficiencia de su sistema industrial", disminuir el número a 20 aviones en 2017 y proseguir con iniciativas de reducción de costos para acortar todavía más el ritmo de la cadena de montaje. Para este año se prevé un número de entregas similar al de 2015.

Airbus ha entregado 193 aviones A380 desde que se comenzara a fabricar ahroa hace una década, una cifra que hace muy complicado cumplir con las previsiones iniciales, que apostaban por unas ve4ntas de 1.200 aviones de este tipo en poco más de dos décadas. Y sólo tiene 126 en su cartera de pedidos, trabajo para menos de cinco años. Una situación que hace dudar de la viabilidad del aparato.

Todas las opciones sobre la mesa

El presidente de la empresa, Fabrice Brégier, se esforzó en insistir en que con este paso se fijan un plan industrial ajustado a "la demanda comercial anual", pero que al mismo tiempo dejan abiertas todas las opciones para beneficiarse de los mercados futuros del A380, en los que siguen confiando.

Porque Brégier recordó que el crecimiento del tráfico aéreo y las restricciones de las capacidades de los aeropuertos son un hecho al que este avión, que puede transportar 555 pasajeros en su versión estándar, ofrece soluciones. A ese respecto, el fabricante europeo hizo hincapié en que el tráfico de pasajeros en el mundo se duplica cada 15 años y que "el A380 es la primera y la única solución para un crecimiento sostenible en aeropuertos saturados".

Hasta ahora, hay 18 aerolíneas que han encargado 319 de estos aparatos, de los cuales 193 ya han sido entregados y operan para 13 de ellas en alrededor de un centenar de rutas por todo el mundo.

Eso significa que quedan por entregar 126 y esa cifra no ha hecho más que disminuir, teniendo en cuenta que en 2015 Airbus sólo consiguió un contrato firme por tres unidades del A380 y en lo que llevamos de año otro con Emirates por 2 unidades, aunque simultáneamente también ha encajado la cancelación de otros 2.

La disminución de la cadencia de producción abre la puerta a una revisión del futuro de este aparato, lo que podría pasar por el lanzamiento de una versión modernizada, con motores más eficientes que le permitiera crear una verdadera fractura con sus competidores, el A350-1000 del propio Airbus y, sobre todo, el B777X de Boeing.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin