Transportes

Las ingenierías reclaman a Adif que cambie su sistema de contratación

  • Trabajar en España supone una pérdida de dinero o de prestigio

Las principales empresas de ingeniería de España reclaman al gestor ferroviario Adif que modifique el modelo de contratación, de forma que la propuesta técnica tenga al menos el mismo peso que la económica en las licitaciones. En la actualidad, la empresa pública otorga un 25% a la oferta técnica y un 75% a la económica, y las grandes ingenierías agrupadas en Fidex (Foro para la Ingeniería de Excelencia), como Técnicas Reunidas, Inypsa, Typsa, Eptisa, Intecsa o Euroconsult, abogan porque estos porcentajes se sitúen en el 50%. Con ello quieren poner freno a la adjudicación de obras con bajas, a su juicio, "claramente temerarias".

Fernando Argüello, director general de Fidex, considera que la contratación con bajas que en algunos casos superan el 60% " es una locura" que provoca que las ingenierías españolas (y las constructoras) "pierdan dinero", asegura a este diario.

"Cualquier baja por encima del 30-35% es alocada", abunda. De hecho, afirma que las principales ingenierías, cuya cartera en el exterior supera el 80%, "ya no están trabajando para Adif porque o pierden dinero o pierden calidad y eso afecta a su prestigio internacional", subraya. "Si quieren trabajar en el extranjero tienen que mantener unos estándares de calidad", avisa. Esto afecta fundamentalmente a aquellas firmas que aún no se han internacionalizado porque, para ello, "necesitan tener contratos en España".

El director de Fidex denuncia, además, que los técnicos del gestor ferroviario "no están haciendo bien su trabajo" porque lo habitual es que las diferencias en las puntuaciones de las propuestas técnicas sean "mínimas", lo que propicia que sea la oferta económica la que decida el adjudicatario. "Se trata de una subasta encubierta", lamenta Argüello. "No es verdad que todas las ingenierías sean iguales en calidad", señala. "Y no quiere decir que siempre el mejor sea el mismo, porque cada una puede estar especializada".

Los ejemplos son múltiples. Entre los últimos figura la redacción del proyecto de obra los accesos del Ave a Murcia capital, que prevé soterrar casi 7 kilómetros de vía de alta velocidad hasta la estación del Carmen de la ciudad y que se ha adjudicado a Incosa con una baja del 60,60% (la temeridad, que ahora se fija por baja media más 10 puntos, frente a los cuatro puntos de antes, se situó en 60,67 puntos). "No va a haber dinero ni para hacer todas las prospecciones geotécnicas necesarias para un túnel de esa magnitud con el riesgo que esto supone para la seguridad y, por supuesto, los sobrecostes", señalan desde Fidex.

Futuros sobrecostes

No obstante, por el momento, las autoridades han aprobado una alternativa provisional que puede suponer que el proyecto que ahora se va a proyectar "no llegue nunca a construirse". Consiste en el soterramiento de 500 metros de vías para evitar un paso a nivel y adecuar la plataforma actual del ferrocarril, añadiendo un tercer carril. Estas obras han sido adjudicadas a Aldesa con una baja del 54,71% sobre el presupuesto estimado por los técnicos de Adif.

Argüello recalca que esta decisión "es muy acertada" porque, advierte, "las inversiones deben hacerse en función de los problemas que surgen, no de los que surgirán". Ahora bien, el modus operandi de Adif de "contratar al precio más barato a costa de lo que sea", genera también en este caso "muy serias dudas de que sea posible hacer la obra con el dinero adjudicado". Esto generará unos "sobrecostes que tendrán que asumir los próximos dirigentes políticos", denuncia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

el despertar de los endeudados vivientes
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con Argüello: La calidad tiene un precio.

El problema es que en España las administraciones públicas admiten esos sobrecostes. Algo que tendría que acabarse de una vez por todas. Se supone que tenemos que equipararnos a Europa en lo bueno y no solo en las mafias de la basura, la tangentópolis y el tráfico de migrantes, ¿no?

Fue Aznar quien en 2001 decidió que los concursos públicos ya no eliminarían las ofertas demasiado bajas.

Entonces precisamente estaba trabajando en un ministerio para reemplazar un producto de mala calidad hecho anteriormente por otro proveedor. Y ya entonces sabía a dónde nos llevaría esto: De los precios baratos al trabajo de mala calidad y de ahí al menor sueldo de los profesionales.

Y con menos sueldos, menos gastos y menos impuestos. El ciclo económico roto por el propio Estado.

Gracias, camarada Aznar.

Puntuación 2
#1
madrizz
A Favor
En Contra

¿¿¿???? temeridad? esta bien definida en los pliegos, que limiten los aspectos OBJETIVOS y den mas peso a los SUBJETIVOS (también llamada oferta técnica) no me parece de recibo.. hay otras formas para evitar que se bajen los precios de adjudicación... o bien que se no se permita adjudicar en baja temeraria.. como creo es el caso en adif, todo lo demás cabreo por no llevarse una adjudicación ad hoc.. suerte la próxima

por cierto es europa quien marca que mínimo el 50% tiene que ser aspectos objetivos...

Puntuación 0
#2