Transportes

El gigante naviero chino Cosco desembarca en el tren con la compra de Logitren

  • El dueño de la mayor terminal del puerto de Valencia toma el 51% del operador
Un convoy de Logitren.
Valencia

El gigante marítimo chino Cosco, el cuarto grupo naviero mundial por capacidad en contenedores, crece tierra adentro en España con sus propios trenes de mercancías. La filial de la división de puertos de Cosco en España, CSP Spain, se convertirá en el nuevo socio mayoritario de la compañía ferroviaria valenciana Logitren, lo que le permitirá utilizar sus convoyes para operar las rutas terrestres con sus grandes terminales y ampliar su actividad intermodal.

Cosco ha cerrado un acuerdo para asumir el 51% de Logitren, que estaba en manos del grupo constructor Torrescámara, que poseía el 68,58%, y la empresa pública valenciana Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), con el 31,42%. Ambos socios habían adquirido este mismo año el 18% que mantenía el tercer socio, Laumar Cargo, que también mantiene lazos con otra gran naviera, MSC.

Ayer mismo el Gobierno valenciano dio luz verde al traspaso de la mayoría de las acciones, de forma que Torrescámara reduce su porcentaje al 33,6% y FGV hasta el 15%, aunque sin desvelar su importe. Lo cierto es que Logitren, que nació en 2007 con la liberalización del mercado ferroviario de carga y adquirió tres locomotoras para sus convoyes, acumula pérdidas en los últimos cuatro años y su negocio se ha ido reduciendo paulatinamente.

Concentración multimodal

La entrada de Cosco garantiza a Logitren un socio logístico de primer nivel, en un momento en que las grandes navieras son uno de los actores más interesados en concentrar la carga de contenedores en el ferrocarril para llevarla hasta sus terminales y barcos.

CSP Spain es el dueño de la mayor terminal de contenedores del puerto de Valencia y también es el principal accionista de la terminal del puerto de Bilbao. Lejos de la costa, la filial cuenta con terminales ferroviarias en el puerto sedo de Coslada en Madrid (Conte-Rail) y en Pla-Za en Zaragoza (CSP Iberian Zaragoza Rail Terminal), para conectar son sus instalaciones en los dos puertos. Precisamente en esa última terminal Logitren también mantenía una participación del 10%.

Ese interés por controlar y aumentar los contenedores transportados por tren hasta sus barcos llevó a la compañía china a crear su propia firma de servicios ferroviarios en 2018, CSP Iberian Rail Services. Esa firma ya era uno de los principales clientes de Logitren, cuyas locomotoras cubren la línea entre Valencia y Zaragoza que comercializa CSP. Precisamente las mejoras en la línea ferroviaria entre ambas ciudades es una de las prioridades del puerto de Valencia para atraer unas mercancías que hasta ahora capta en su mayoría el puerto de Barcelona.

La carga ferroviaria crece en los muelles

Casi la mitad del tráfico ferroviario de mercancías en España tiene su origen o destino en los puertos, según el último informe anual sobre el transporte ferroviario de la CNMC. Y los tres puertos que más mueven por tren son Barcelona, Valencia y Bilbao.

Un crecimiento que sigue al alza. Hasta noviembre de este año, los muelles de Barcelona han incrementado un 20,7% los contenedores movidos por tren, con el 15% del total y 292.304 TEU. En el caso de Valencia, con 196.814 TEU, ha crecido más de un 7%.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

kaligandaki
A Favor
En Contra

Como sabemos, el gobierno mesetario de turno, desde la época de aznar, siempre han impedido el corredor mediterraneo, que hubiera dinamizado todo el arco mediterraneo, con más inversiones empresariales, los sucesivos gobiernos mesetarios han apostado la inversión e grandes infraestucturas ferreas, para que mesetario pueda ir a la playa o a la montaña, inversiones que se han planificado con amortizaciones a 50 años, para dar visos de rentabilidad, el ave a huesca, 30 mil viajeros al año, es una más de que el mestario solo sabe crear centros de coste y no en criterios de rentabilidad, Una de las consecuencias de la quiebre del pais, es apostar para crear puestos de trabajo de funcionarios y no empresariales, así estamos

Puntuación 1
#1
Aurelio
A Favor
En Contra

Una invasión de chinos, no me gusta.

Puntuación 2
#2
Usuario validado en Google+
Antonio Lopez Lopez
A Favor
En Contra

España es la puerta de Europa para China, teniendo grandes intereses empresariales aquí, esa es la realidad, más se integran perfectamente en nuestra sociedad el ciudadano chino, pasa desapercibido, como uno más.

Su cultura es de ser sociables, muy trabajadores y educados.

No me estraña que grandes magnates chinos pongan sus intereses empresariales en comprar en España infraestructuras.

Puntuación 0
#3