Transportes

Baleària pierde 15 millones al caer sus pasajeros a la mitad por el covid

  • Sus ingresos se situaron en 342 millones, un 24% menos
  • Pese a los efectos de la pandemia, logró un ebitda de 62 millones
Adolfo Utor.
Valencia

La naviera Baleària ha visto como la crisis sanitaria por la pandemia ha golpeado especialmente el tráfico de pasajeros de sus ferris en 2020, lo que ha reducido en casi una cuarta parte sus ingresos, hasta 342,2 millones de euros.

El fuerte recorte de los ingresos y la falta de actividad de pasajeros en muchas de sus líneas durante meses, como en el caso de las que comunican la península con Marruecos y Argelia, llevó a la naviera con sede en Denia (Alicante) a registrar unas pérdidas de 15 millones de euros frente a los 27,4 millones de beneficio de 2019.

La caída en el tráfico de pasajeros alcanzó el 52%, con 2,15 millones de viajeros el año pasado. Un descenso que fue mucho más estable en el caso del tráfico de mercancías, con un descenso del 6% e incluso con crecimiento en algunas líneas como las de Canarias que llevaban poco tiempo en marcha.

Según el presidente de Baleària, Adolfo Utor, "las restricciones a la movilidad provocaron importantes caídas en todos los tráficos y se tradujeron en un resultado negativo, que nos ha hecho perder parte de solvencia e incrementar la deuda, pero hemos resistido gracias a nuestra fortaleza patrimonial y económica".

Ebitda positivo

La compañía destaca que en un entorno muy difícil por la emergencia sanitaria y las restricciones a la movilidad, el grupo ha mantenido un beneficio bruto de explotación (ebitda) positivo de 62,32 millones. El grupo cuenta con 23 rutas entre las que destacan las de Baleares, tanto entre islas como con la península, y las del Estrecho. Además, tiene líneas entre Florida y el Caribe.

Además se han mantenido las inversiones en la renovación de su flota, con la incorporación de un fast ferry para este año construido en Gijón y la remotorización de varios de sus barcos para poder utilizar el gas natural como combustible.

La compañía propiedad de su presidente, Adolfo Utor, y de Grupo Matutes se ha impuesto en la adjudicación de una nueva terminal de pasajeros en el puerto de Valencia en la que prevé invertir 37 millones de euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin