Transportes y Turismo

Casi nadie lo conoce, pero es uno de los pueblos medievales más bonitos de Segovia y de España

Vista del pueblo Sepúlveda, Segovia (España). Firma: iStock

A lo largo de España existen numerosos pueblos medievales que conservan de forma excelente sus edificaciones y monumentos desde hace siglos. En Castilla y León hay varios ejemplos de municipios de esta época que no son muy conocidos pero que son dignos de visitar. Uno de los más bonitos de la provincia de Segovia es Sepúlveda.

Este pueblo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1951 y en sus calles y monumentos se refleja su herencia románica, su época de mayor esplendor en los siglos XI al XIII. Sepúlveda posee una gran tesoro histórico y artístico debido a su situación estratégica entre mesetas leonesas. Su castillo tuvo una gran actividad en su día y a día de hoy se siguen conservando el ayuntamiento y las murallas del siglo XII.

De este municipio destaca el casco urbano en el que se puede ver la primera iglesia románica construida en la provincia, la Iglesia de El Salvador, del año 1093. Del siglo XII es el santuario de Santa María de la Peña que está situado sobre una de las hoces más pronunciadas del río Duratón. Llaman la atención la fortaleza de Fernán González, las murallas, algunas de las antiguas puertas antiguas y la Plaza Mayor.

Sepúlveda, declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1951

Pero hay que prestar además mucha atención al propio casco urbano del municipio, declarado Conjunto Histórico-Artístico. Aquí podremos admirar la primera iglesia románica construida en la provincia, la Iglesia de El Salvador, del año 1093. Del siglo XII es el santuario de Santa María de la Peña, situado sobre una de las hoces más pronunciadas del río Duratón. Otras construcciones de interés son la fortaleza de Fernán González, las murallas, algunas de las antiguas puertas y la Plaza Mayor.

El castillo llegó a contar con siete puertas y es uno de los lados menores de la Plaza Mayor. Aún conserva tres torreones que pertenecen a la muralla árabe del siglo X. La Plaza Mayor está situada a extramuros, es decir, fuera de la muralla, es rectangular y parcialmente porticada.

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón ofrece diversas actividades

Sepúlveda cuenta con numerosas iglesias como la de los Santos Justo y Pastor; San Bartolomé; de El Salvador; de Nuestra Señora La Virgen de La Peña; de Santiago. El pueblo se encuentra junto al Parque Natural de las Hoces del río Duratón, sitio de gran interés tanto a ecológico como paisajístico que cuenta con una de las mejoras reservas de buitre leonado de toda Castilla y León.

El municipio se encuentra entre dos cerros y entre dos ríos, el Duratón y el Caslilla. En el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, en esta zona, el río se ha encajado en un profundo cañón que en algunos puntos alcanza más de 100 metros de desnivel. Allí se pueden hacer varias actividades como senderismo, pero una de las más recomendables es el piragüismo, destacando la empresa Hoces del Duratón que alquilan las piraguas en una ruta de unas tres horas.

Gastronomía tradicional donde destaca el lechazo asado

Julián, de 84 años, dueño del restaurante Figón Zute el Menor

La gastronomía es otro punto fuerte de Sepúlveda, su plato estrella es el lechazo asado en horno de leña que se combina con lechuga y tomate de las huertas, pan de hogaza de Sepúlveda y un vino Ribera del Duero. El cordero churro, más blanco y de patas más largas que el merino es uno de los platos más deliciosos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud