Transportes y Turismo

Iberia propone la salida de 1.727 empleados del 'handling' y trasladar al resto a una nueva filial

Iberia ha propuesto a los sindicatos la puesta en marcha de un plan de salidas y prejubilaciones voluntarias para 1.727 trabajadores de la división de servicios en tierra, conocido como 'handling', después de perder las licencias en ocho de los principales aeropuertos del país. Para el resto del personal, unos 6.200 empleados que prestan servicio en esta división, tiene previsto crear una nueva filial cuya titularidad estaría en manos del grupo IAG y que blindaría los derechos de los trabajadores que sigan en la empresa.

La aerolínea ha desvelado su última propuesta, con la que pretende convencer a los sindicatos a menos de 48 horas del cierre de la negociación y después de que estos amenazasen con una nueva huelga para finales de enero. Ha sido remitida a los representantes de los trabajadores tras perder las licencias de operador de los servicios de tierra en ocho de los diez grandes aeropuertos españoles (Bilbao, Málaga, Alicante, Palma de Mallorca, Ibiza, Barcelona, Las Palmas y Tenerife Sur), una huelga de cuatro días y varias semanas de negociación sin acuerdo.

Esta oferta contempla la creación de una nueva empresa, participada en su totalidad por el grupo IAG, con mayoría del capital en manos de Iberia, a la que serían traspasados todos los trabajadores de tierra que actualmente trabajan en los distintos centros de trabajo controlados por la Dirección de Servicios Aeroportuarios del grupo. Estos empleados mantendrían el actual Convenio de Iberia, que mejora ampliamente el sectorial, y con ello, sus derechos actuales, "sin ningún cambio", según la aerolínea, blindando además los sistemas de progresión y antigüedad.

A cambio, Iberia pondría en marcha un plan de desvinculaciones para 1.727 empleados con fecha límite en el 31 de diciembre de 2026, con el fin de garantizar la viabilidad de la nueva sociedad. Esta iniciativa se divide en un plan de bajas incentivadas para trabajadores de menos de 56 años, y otro de prejubilaciones para aquellos que tengan más de esa edad, según el cual abonarían 12 pagas anuales y un complemento salarial hasta que cumplan 65 años.

La nueva sociedad en la que se integrarían el resto de trabajadores, unos 6.200, tendría una marca nueva y aspiraría a lograr "ambiciosos objetivos de crecimiento nacional y vocación de desarrollo internacional" por Europa y los países de América Central y del Sur. Además, compañía se ha comprometido a poner en marcha un Centro de Excelencia de Formación Profesional para los trabajadores del handling en su sede de Madrid, en la finca de La Muñoza.

La clave: un gran volumen de negocio

Desde la misma también defienden que "la nueva empresa es el vehículo para dar viabilidad al negocio, sin restar derechos a ningún trabajador procedente de Iberia", un negocio que vendría dado por el "efecto red" que garantiza un volumen suficiente de operaciones que garantice su supervivencia. "Hay que tener en cuenta que, dadas las características del negocio, los márgenes son estrechos por lo que necesita un gran volumen que solo se puede alcanzar de manera sostenible prestando servicios a terceras compañías", añaden.

"El problema no se centra única y exclusivamente en los ocho aeropuertos donde Iberia no dispone de licencia para operar, sino en todos los aeropuertos de la red (...). Para poder ofrecer futuro tanto a los empleados de los aeropuertos con licencia, como sin ella, es necesario que todos permanezcan unidos en una única empresa", esgrimen.

CCOO y UGT aseguran que "no hay nada firmado"

Tras conocerse la propuesta, los sindicatos convocantes de los paros han respondido de manera distinta a la propuesta asegurando que "no hay nada firmado". Desde CCOO esgrimen que sólo alcanzarán un acuerdo "si es de única afectación para los ocho aeropuertos afectados por la pérdida de licencias" y lamentan que la empresa "vulnere la buena fe negociadora, y sólo confunda y divida a las plantillas".

De su lado, desde UGT aseguran estar dispuestos "a oir todo lo que la empresa tenga que decir al respecto", considerando que la plantilla del 'handling' "merece una solución que garantice el futuro de todo el negocio (...) una solución para los ocho aeropuertos que han perdido la licencia y un plan de viabilidad para garantizar el futuro de los que sí la han ganado". En caso de no resolverse, han adelantado la posibilidad de convocar una huelga indefinida en toda la compañía.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud