Transportes y Turismo

Saltan las alarmas en las aerolíneas 'low cost' por un incremento del 32.000% en un billete de avión

  • Ryanair es una de las que clama por las prácticas deshonestas de las agencias de viaje online

La polémica que rodea constantemente a Ryanair, o más realista si se define en plural, ha llegado a su punto culmen. Tras innumerables disputas por cobros abusivos, retrasos continuos e irregularidades en la atención en cabina, la aerolínea irlandesa se ha convertido ahora en víctima. Y es que los de Dublín hace ya tiempo que vienen denunciando una de las peores prácticas que ejercen las agencias de viajes online, la del incremento en el precio de los billetes de avión para ofertar packs y aumentar así su rentabilidad.

Pero la disputa entre agencias de viajes y aerolíneas, sobre todo las de low cost, no es nueva. Sin ir más lejos, hace tan solo unos días que la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVe) reclamaban más protección ante la Comisión Europea a cuenta de la revisión de las garantías de la Directiva de Viajes Combinados. La ACAVe demanda más apoyo y seguridad frente a los casos de insolvencia o quiebra de las aerolíneas; reclaman así la responsabilidad de estas ante las devoluciones que en tales casos deben abonar las agencias.

Y así la misma patronal: "No tiene ningún sentido que se cargue con más responsabilidad a las agencias de viajes, sin abordar el problema real, que es la falta de garantías de los proveedores que están en posesión de los fondos".

Un billete de casi 7.000 euros

Sin embargo, la otra cara de la moneda responsabiliza a las agencias de multiplicar y triplicar los billetes de avión. En este caso ha sido Ryanair la que ha anunciado 'el mayor robo de la aviación' al publicar el Sondeo de Estafas y Recargos de Agencias de Viajes Online (OTA). Según la multinacional irlandesa, compañías como eDreams, Lastminute, Opodo y demás agencias se aprovechan de los bajos precios de los billetes para 'revenderlos' en sus propios packs.

Pero el colmo de esta 'piratería', tal y como la ha definido Ryanair, ha sido a cargo de la agencia de viajes online Trip.com, quien ha aplicado un incremento del 37.000% sobre un billete de la 'low cost' de tan solo 18 euros.

El billete en cuestión ha sido un único boleto de ida entre el aeropuerto de Dublín y el de Londres Stansted que Ryanair ofertaba a poco menos de 20 euros y que Trip.com lo ha comercializado el desorbitado precio de 6.699 euros, todo según la versión de la aerolínea europea.

Para el director de Marketing de Ryanair, Dara Brady: "Este es un ejemplo de cómo los inocentes consumidores son engañados por las prácticas ilegales de OTA piratas. Es completamente inexplicable este recargo por un vuelo entre Dublín y Londres. Nosotros estamos hartos de que los gobiernos y las agencias de protección de los consumidores y usuarios no actúen contra estas prácticas deshonestas".

Un caso abusivo, pero no el único, ya que Ryanair lleva tiempo denunciando esta práctica e incluso ha adoptado sus propias medidas, negándose a vender sus billetes a ciertas agencias y demás intermediarios, aun con la consecuencia de ser acusados de discriminación.

Sobrecargos de hasta 340%

Según el Sondeo de Estafas y Recargos de Agencias de Viajes Online (OTA) y que trata con datos del pasado mes de noviembre, la agencia online Kiwi.com, de origen británico, es la mayor pirata de las OTA. Los datos ofrecidos por Ryanair indican que la agencia ha llegado a incrementar los precios de la low cost en hasta un 344%, pasando de los 5,50 euros original a un coste de casi 25%, e ha incidido en que no se trata de algo coyuntural sino más bien habutal.

De entre las analizadas Opodo.com es la compañía que menos recargo aplica, pues para un asiento de 18 euros registra un incremento de algo más del 115%, dando como resultado un billete de avión de casi 40 euros.

Además de estos sobrecargos, Ryanair también ha puesto el punto de mira en lo que ellos llaman 'cargos inventados', una serie de incrementos en el precio original bajo excusas de tasas de tramitación (en el caso de Kiwi.com) y tasas de cancelación (Lastminute.com) que rondan entre los 30 y 60 euros. Tasas que de ningún modo son responsabilidad de la compañía irlandesa ya que esta no realizar tales sobreprecios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud