Transportes y Turismo

Xandra Falcó (Círculo Fortuny): "Los precios se han duplicado, pero el turismo de lujo es resiliente"

  • El turista de China tarda más en obtener un visado para España que para Italia o Francia

El turismo de lujo vive uno de sus mejores momentos en España tras la llegada en los últimos años de las grandes marcas internacionales. La mejor prueba de ello es que desde 2021 solo en Madrid han desembarcado 21 nuevas marcas hoteleras, ocho de ellas catalogadas como lujo. Pese al boom, está todavía lejos de ciudades como París o Milán. El gasto diario del turista de alta gama en España es de 860 euros frente a los 6.000 euros de Italia, los 2.010 euros de Francia, los 2.000 euros de Reino Unido o los 970 euros de Alemania. Abordar el potencial de los hoteles de lujo y premium para atraer más turistas de alta gama o inyectivos ha marcado el debate del Fortuny Talk de Turismo organizado por Círculo Fortuny, la asociación española de referencia de la alta gama.

"Hay que crear marca en los países emisores de turistas. España recibe muchísimo turismo inglés, francés y alemán, pero sería muy interesante hacer marca en Estados Unidos y Asia para que esos turistas de alto poder adquisitivo vinieran más y tuvieran en su mente España a la hora de hacer un viaje de este tipo", explica a elEconomista.es Xandra Falcó, presidenta de Círculo Fortuny.

La empresaria considera imprescindible apostar por este tipo de turismo, más si se tiene en cuenta lo que supone para la economía de los países. En España es el país en el que este tipo de turismo más aporta al PIB: un 2% de media, frente al 1% de Francia, al 1,3% de Italia o al 0,2% en Alemania. "El 2% de las instalaciones hoteleras generan el 30% del gasto turístico. Es decir, con menos turistas consigues un impacto mayor", relata Falcó.

Estos datos se explican porque se trata de turistas que gastan hasta cuatro veces más en hoteles y gastronomía, tres veces más en transporte y seis veces más en entretenimiento. Bien lo sabe la empresaria que forma parte de bodega Sierra de Cantabria -servirá los vinos en la boda de su hermana Tamara Falcó- y está viviendo en primera mano el auge del turismo enológico.

Un gasto que no se está viendo resentido por el contexto macroeconómico. A nivel general el turismo está respondiendo muy bien al alza de precios, de hecho, no atisba problemas en la oferta y la demanda. Una situación que no es ajena al lujo. "El turismo de lujo es resiliente a la crisis y no le afectan tanto las subidas de precios. El precio de los hoteles de lujo en Madrid se ha multiplicado por dos. Son clientes que van siguiendo la marca y eso es fundamental", detalla.

Camino por recorrer

El turismo de lujo español está todavía muy lejos de las grandes plazas europeas. Sin embargo, la directiva cree que se están dando pasos en la dirección correcta aunque el camino todavía es largo. Y este camino no solo depende del ámbito privado, es necesaria la colaboración de las instituciones públicas, que juegan un papel imprescindible a la hora de acortar los plazos burocráticos que permitan la entrada de extranjeros en el país.

"La conectividad es fundamental. El turista que viene de Asia y Estados Unidos se gasta el 70% de su presupuesto en el primer destino, es importante que haya vuelos directos con ciudades españolas. Otro punto muy importante es la emisión de visados. Los turistas chinos, por ejemplo, tienen muchas más facilidades para obtener los visados en Francia o Italia, los nuestros tardan mucho más", apunta Falcó.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud