Transportes y Turismo

Menorca más allá de las calas de ensueño

  • En el siglo XVIII la isla pasó tres periodos de dominio británico
  • Los vestigios de romanos, cartagineses, fenicios, egipcios o musulmanes dibujan la isla
Isla del Rey (Menorca).

El imaginario popular piensa en aguas color turquesa y arenas finas cuando se habla de Menorca (Islas Baleares). Los rincones de ensueño marítimo que ofrece esta isla atraen cada año a más de 1,5 millones de personas.

No obstante, este trocito de paraíso tiene mucho más que ofrecer. Basta decir que en el siglo XVIII la isla pasó por tres períodos de dominio británico, intercalándose una breve ocupación francesa y unos años de reincorporación a la Corona española, lo que deja un gran legado cultural que merece la pena descubrir.

Así, por ejemplo, se puede hacer un tour por Mahón de la mano de un especialista y descubrir la capital de Menorca y las influencias de diferentes culturas a lo largo de su historia. Es conocida por sus casas de estilo británico georgiano y por su puerto, el segundo natural más grande de Europa. También, destaca el Teatro Principal de Mahón, el teatro de ópera más antiguo de España. Un servicio que ofrecen desde el hotel Can Albertí 1740 Boutique Hotel. Entre las paredes de este emplazamiento, que data del siglo XVIII, los huéspedes tienen a su disposición 14 habitaciones distribuidas en tres plantas y un personal especializado en ofrecer la mejor experiencia en la isla.

Habitación Deluxe en Can Albertí 1740 Boutique Hotel.

Asimismo, de la mano de empresas como Jeep Safari Menorca, se conoce otra isla. A través de un paseo en jeep, se rompe con el turismo de sol y playa para dejar paso a un turismo cultural donde la arqueología y la geología son la nota predominante gracias a los vestigios de romanos, cartagineses, fenicios, egipcios o musulmanes que dibujan la isla.

Experiencia con Jeep Safari Menorca.

Otro modo de descubrir la isla es a través de su rica gastronomía. El restaurante Trébol, situado en el precioso y tranquilo puerto de Cales Fonts, es una oda a la comida mediterránea, en el que destacan los pescados y mariscos frescos de la isla. Sa Posada del Toro, por su parte, combina unas espectaculares vistas (se sitúa en el punto más alto de la isla de Menorca) con la cocina de toda la vida, donde destacan, como no podía ser de otro modo, las recetas menorquinas. De lo tradicional a lo más creativo es la propuesta de El Romero, en Mahón. Centrados únicamente en el mar, buscan ofrecer una cocina imaginativa y delicada, con digresiones hacia la huerta, lo que da como resultado sabores sorprendentes.

Gazpachuelo de ajo negro, passatelli y carabineros de El Romero.

La Isla del Rey

Vivir la historia del Mediterráneo occidental también es posible gracias a un pequeño islote. Tras un viaje en ferry, se abre ante los visitantes la Isla del Rey, cuyo nombre deriva de haber sido la primera tierra menorquina que pisó el rey Alfonso III cuando fue a conquistar Menorca a los musulmanes..

Situado en medio del Puerto de Mahón, este islote fue el escenario elegido para construir un hospital con el objetivo de atender a los enfermos de la armada inglesa en 1711. A medida que Menorca fue ocupada, el hospital fue utilizado por ingleses, franceses, y españoles, siendo el año 1802 cuando pasa definitivamente a la corona española que mantuvo el uso de hospital. Con vida útil hasta 1964, fue finalmente abandonado. Poder visitar hoy la Isla del Rey es un regalo de los vecinos de Menorca. Desde el año 2004, y de manera voluntaria, la "Associacio amics de l'Illa del l'Hospital" que ha dado lugar a la "Fundacion Hospital de la Isla del Rey" ha luchado por salvaguardar la isla y su contenido.

Junto a la tradición que rebosa la Isla del Rey contrasta la modernidad que evoca la Galería Hauser & Wirth. Un centro de arte compuesto por ocho galerías y un recorrido exterior de esculturas con obras de Eduardo Chillida y Joan Miró, entre otros. Los jardines que rodean los edificios de las galerías han sido diseñados por Piet Oudolf e incorporan variedades de plantas autóctonas adaptadas al clima mediterráneo. El centro acoge también el restaurante Cantina, gestionado por el restaurante y bodega Binifadet, con una carta que rinde homenaje al recetario menorquín y que puede disfrutarse a la sombra de acebuches y con vistas al mar.

Exposición en la Galería Hauser & Wirth.

El placer de vivir sin prisas en este EcoResort

Un refugio sereno para el descanso y la conexión con la naturaleza

Lago Resort Menorca alberga la oferta más variada de la isla, con 24 restaurantes y bares donde disfrutar de la cocina y productos autóctonos además de las mejores referencias internacionales.

Tradición, familia y cuidado son las palabras que definen a Hotel Lago Resort en Menorca. Ubicado en la pintoresca isla de Menorca, enclavado en la cautivadora localidad de Cala'n Bosch, se encuentra el deslumbrante ecoresort, un verdadero refugio de lujo que deleita a los huéspedes con su elegancia, comodidades de primer nivel y su inigualable entorno natural.

Y es que cada vez más ha habido un notable aumento en la demanda de ecoresorts y destinos turísticos sostenibles. Existe una creciente conciencia global sobre la importancia de proteger el medio ambiente y reducir el impacto negativo del turismo en los ecosistemas naturales.

Desde el momento en que pones un pie en el hotel, te envuelve una sensación de serenidad y sofisticación que te transporta a un universo de deleite vacacional. Refrescantes piscinas al aire libre, mantén tu rutina de ejercicio en el moderno gimnasio o déjate consentir en el spa con tratamientos rejuvenecedores y revitalizantes.

Compuesto por cuatro alojamientos, Suites del Lago Eco Hotel & Thalasso Pool, Casas del Lago, Villas del Lago y Bungalows del Lago, Lago Resort Menorca cuenta con opciones diseñadas para cada tipo de experiencia y público. Además,

Su oferta gastronómica se convierte en un hub para la isla: 24 restaurantes y bares donde disfrutar de la cocina y productos autóctonos y también de las mejores referencias internacionales con chefs de referencia. Así, cada espacio invita a recorrer una parte diferente de la geografía mundial, desde los clásicos arroces y pescados menorquines en Aquarium, a la fusión japo-menorquina de Godai, el restaurante dirigido por Julián Mármol, distinguido con una estrella Michelin. Continúa el viaje en Perú, de la mano del chef Omar Malpartida en Kaypa y también llega hasta el sudeste asiático con Thai Garden by Arena Beach.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud