Transportes y Turismo

IAG cierra la compra de Air Europa por 500 millones de euros

  • El acuerdo llega a falta de días para que expirase el tiempo de negociación acordado
  • La compañía mantiene la valoración de 500 millones sobre la aerolínea de Globalia
  • Air Europa se reserva nuevamente una cláusula de ruptura por 50 millones de euros
Madridicon-related

IAG cierra tras meses de duras negociaciones la compra de Air Europa. La matriz de Iberia ha anunciado a la CNMV que ha acordado hacerse con la aerolínea propiedad de la familia Hidalgo tras la compra del 80% restante que no tenía de la compañía. Los términos sobre el precio no varían -la valoración total de la compañía sigue siendo de 500 millones de euros-, con la adquisición del paquete de títulos restantes por 400 millones de euros.

De acuerdo a los términos del acuerdo remitidos al regulador bursátil, los primeros 200 millones de euros se pagarán cuando se reciba la aprobación por parte de las autoridades de Competencia, 100 millones de euros en acciones ordinarias de IAG y los últimos 100 millones de euros restantes se abonarán en efectivo.

El acuerdo pone fin a meses de negociación y llega a falta de semanas para que se cerrase el plazo de exclusividad que las partes se habían dado para llegar a un acuerdo para dialogar en solitario. Con esta operación, IAG frena la tentación de otras aerolíneas europeas como Air France para quedarse con su eterno rival.

Hasta el momento, IAG era accionista de Air Europa únicamente con un 20% del capital social. La propietaria de Iberia dio un préstamo convertible en capital y lo canjeó para allanar la operación, pese a que no era suficiente para entrar en la gestión de la aerolínea.

IAG reitera que la "adquisición continúa siendo estratégicamente importante para el futuro del grupo y posiciona al grupo de aerolíneas para beneficiarse de las oportunidades de crecimiento en el mercado de Latinoamérica y Caribe, así como incrementar la conectividad con Asia".

Entre los beneficios de esta integración, la compañía presidida por Luis Gallego destaca tres aspectos: la integración de Air Europa en la actual estructura de hub de Iberia en Madrid, la creación de vínculos comerciales entre Air Europa y otras compañías operadoras de IAG -además de la inclusión en los negocios conjuntos de IAG- y que Air Europa se beneficia de los servicios comunes de IAG Loyalty e IAG Cargo, así como la tecnología y los servicios de compras de IAG.

El propio Luis Gallego ha afirmado en un comunicado que "este acuerdo permitirá competir en igualdad de condiciones con otros hubs europeos y consolidar su posición en el Atlántico Sur. Madrid es la principal puerta de entrada entre América Latina y Europa y existen oportunidades de ampliar su red, proporcionando importantes beneficios a nuestros clientes, empleados y accionistas".

En una nota de prensa remitida por Globalia, Jesús Nuño de La Rosa, consejero delegado de Air Europa desde que en verano sustituyera a Valentín Lago, ha indicado que "el acuerdo alcanzado con IAG refrenda el éxito del plan llevado a cabo para consolidar Air Europa como referencia internacional tras la pandemia, demostrando su viabilidad y buen hacer, antes y después de la mayor crisis del sector aeronáutico".

Más de tres años de negociación

Con este acuerdo, Iberia y Air Europa cierran su tercer acuerdo en tres años. El primero llegó en 2019, cuando la aerolínea de la familia Hidalgo se valoró en 1.000 millones de euros a pagar en efectivo. 

Pero la llegada de la pandemia redefinió el tablero de juego. La SEPI se vio obligada a rescatar a Air Europa e Iberia renegoció el acuerdo. El dinero a pagar se redujo a la mitad y el calendario de pagos se periodificó y aplazó para poder enfrentar las urgencias de la crisis sanitaria. 

Este segundo acuerdo se rompió a finales de 2021. Ante las dificultades de obtener las autorizaciones de Bruselas y la lenta recuperación de Air Europa, las partes comunicaron que rompían este pacto, que se saldó con el abono de 75 millones de cláusula de ruptura (break fee) desde el grupo de aerolíneas hispano-británico para, en parte, evitar disputas judiciales. En esta ocasión, este punto del acuerdo vuelve a incluirse, pero se fija esta vez en 50 millones de euros. 

Trámites pendientes

Con todo, el acuerdo está sujeto a varias condiciones suspensivas. Uno de ellos es que Globalia, el holding turístico propietario de Air Europa, reciba la aprobación de los bancos sindicados que facilitaron el contrato de préstamo parcialmente garantizado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

La adquisición también está sujeta a la aprobación de las autoridades de competencia pertinentes, donde Bruselas puede volver a ser un escollo. La Comisión Europea siempre ha visto con recelo la integración de dos compañías de tanta envergadura porque reduciría el número de competidores en rutas de corto y largo radio. Esta concentración, a ojos de Bruselas, podría traducirse en un encarecimiento del precio medio del billete para los pasajeros.

Queda por ver cómo reacciona el mercado ante la firma definitiva de la adquisición. Distintas casas de analistas se han pronunciado al respecto en los últimos meses sobre la conveniencia de este acuerdo, sobre todo a medida que crecía la incertidumbre e Iberia apuntaba a que tenía un plan alternativo. Este mismo lunes un informe de Barclays apuntaba a que la mejor opción para IAG era no comprar Air Europa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud