Transportes y Turismo

Estas son las ciudades con el transporte público más barato (y caro) tras el descuento

Imagen de iStock

Desde este 1 de septiembre, los usuarios de trenes de Cercanías, Rodalies y Media Distancia Convencional pueden disfrutar de abonos gratuitos, como parte del paquete de medidas de sostenibilidad económica en el ámbito del transporte aprobado por el Gobierno.

Del mismo modo, el resto de viajeros que recurren al transporte público cuya competencia pertenece a las comunidades autónomas o a los ayuntamientos (como los servicios de Metro o las líneas de autobús) pueden también beneficiarse de un descuento, por lo general, del 30 %, aunque muchas regiones, como Castilla-La Mancha, Canarias, Cataluña, Euskadi, Galicia, Madrid o La Rioja, lo han ampliado hasta el 50 %.

A pesar de estas diferencias en cuanto a los descuentos que ofrecen, lo cierto es que el precio de viajar varía considerablemente dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos. La distancia que cubren los trayectos, los medios de transporte que integran o la frecuencia de viajes de la oferta son factores que condicionan el precio que los usuarios deben pagar por utilizar el servicio público. Además, no todas las ciudades ofrecen abonos, sino que disponen de tarjetas monedero o bono de viajes como alternativas.

Así, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han analizado y comparado el coste de viajar en transporte público entre las capitales de provincia, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, más Vigo y Gijón.

Para poder establecer la comparación, dado que no todas disponen de los mismos medios de transporte ni del mismo tipo de tarjeta, se ha empleado la combinación más barata para realizar 50 viajes en autobús. Además, se ha incluido tanto lo que costaría antes de este 1 de septiembre, cuando aún no se aplicaba el descuento, y después.

Según este análisis, Vigo (31,15 euros), Huesca (29,75 euros) y Oviedo (29,40 euros) son las ciudades más caras para moverse en transporte público, tanto si se aplican sus respectivos descuentos (los tres, del 30 %), como si no. De hecho, si estos no se aplicaran, los precios superarían los 40 euros.

Les siguen Granada, Alicante y Madrid, que hasta ahora era la ciudad más cara, pero que ha bajado posiciones gracias a la ampliación hasta el 50% del descuento del 30 % ofrecido por el Gobierno.

Entre las más baratas, destacan Albacete (7,50 euros), Ciudad Real (10 euros), Logroño (13,23 euros) y Las Palmas de Gran Canaria (14 euros), ya que en todas ellas se ha aplicado el descuento del 50 %.

Más barato que en coche

A pesar de la diferencia de precios, OCU ha constatado que realizar estos 50 trayectos en autobús en cualquiera de estas ciudades supone un importante ahorro en comparación con realizarlos en coche particular, salvo que se trate de coches eléctricos.

"En la actualidad, el coste en combustible de realizar 50 trayectos con un recorrido medio de 12,5 km cada uno es de 115 euros para un automóvil con motor de gasolina, 88 euros con motor de gasóleo y 19 euros con coche eléctrico", explican desde OCU.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments