Transportes y Turismo

¿Una avioneta por 150 euros? Senasa subasta varias aeronaves

  • Las instituciones y organismos públicos sacan al mercado joyas de todo tipo

Monedas de oro, medallas militares, viviendas o incluso aviones comerciales en desuso desde hace años… en las subastas puede encontrarse casi cualquier cosa. También avionetas y planeadoras. Senasa, el organismo de Servicios y Estudios para la navegación aérea y la seguridad aeronáutica, ha puesto en el mercado cuatro aviones y un planeador biplaza con un precio de salida de 150 euros. Pese a lo que pudiera parecer, no es el avión más barato. Hace poco más de un año, Aesa, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, también puso en el mercado cuatro avionetas por un euro.

En este caso, es Senasa, la sociedad estatal dependiente de los Ministerios de Hacienda y Transportes, la que ha lanzado a subasta pública, a través de Escrapalia, cinco aeronaves. Se trata de dos aviones remolcadores monomotor Avions Pierre Robin DR400-180R, dos aviones remolcadores monomotor Socata Rallye 180T, y un planeador biplaza ASK21 - Alexander Schleicher.

¿Son antiguas? ¿Se puede volar con ellas? Según argumentan desde el propio organismo, las Robin DR400, aeronaves muy utilizadas en clubes de vuelo, fueron fabricadas en 1986 y están adaptadas para remolque de planeadores. Los aviones remolcadores Socata Rallye 180T, son todavía más antiguos y fueron fabricados en 1981. Por su parte, el aeroplano biplaza es el más moderno de todos y fue fabricado en Alemania en 1987.

Eso sí, a pesar de tener una edad media que ronda los 40 años, Senasa señala que todas las aeronaves están matriculadas y disponen de su documentación en vigor: certificado de aeronavegabilidad, manual de mantenimiento y fichas técnicas y cumpliendo con las directivas de aeronavegabilidad aplicables. Por ello, les otorga una puntuación general de 8 sobre 10, que desciende a 7 puntos en el caso del aeroplano. Para poder comprobarlo, Escrapalia, empresa encargada de la subasta, ha organizado una jornada de puertas abiertas el próximo 13 de junio, en horario de mañana, en el aeródromo de Ocaña (Toledo), situado a 60 kilómetros de Madrid.

Da la casualidad de que este mismo aeródromo, hasta hace unos meses en manos de la propia Senasa, también fue subastado. Eso sí, el precio no era tan económico y salió al mercado a 1,06 millones de euros, pero el interés fue tal que las pujas superaron las expectativas con creces.

Finalmente, los casi 380.000 metros cuadrados, dos pistas, cinco hangares, naves, residencia, aulas y restaurante fueron a parar a las manos de un inversor privado, Eduardo Díaz del Río, que puso sobre la mesa un total de 7,5 millones de euros para quedarse con esta infraestructura que ahora acogerá, a un precio bastante más asequible, la subasta de estas cinco aeronaves.

Inversores de más de 10 países, con Hungría, Eslovenia, Bélgica, Suiza y Austria a la cabeza, se interesaron por esta infraestructura, ¿pasará lo mismo con los aviones?

Joyas 'reales'

Si estos aviones y planeadores pueden ser unas joyas para los amantes de la aviación, la Generalitat valenciana ha puesto sobre la mesa otra subasta que, esta vez sí, contiene joyas reales: 31 monedas de oro de 24 quilates de la corona austrohúngara y cuatro insignias -la Encomienda de la Orden del Águila, la Gran Cruz de la Orden al Mérito Civil, la Cruz de la Orden Isabel la Católica y una insignia solapa Milicias Universitarias-, algunas de ellas con simbología nazi.

¿De dónde han salido estos bienes? Este peculiar conjunto precedente de una herencia abintestato, es decir, de alguien que ha fallecido sin dejar testamento alguno y sin descendientes. En concreto, de una mujer de origen alemán fallecida en el año 2005 en Denia (Alicante) -donde tras la Segunda Guerra Mundial y durante la Dictadura en España se creó una importante comunidad alemana, y que ahora, transcurrido el plazo pertinente, salen a subasta.

Eso sí, si alguien desea comprar estas medallas, debe tener en cuenta que al menos la Encomienda de la Orden del Águila está prohibida en Alemania y que con su tasación, unos 50.000 euros para todo el lote de monedas y medallas, puede hacerse con las cinco aeronaves que ha puesto Senasa en el mercado a través de subasta. O puede adquirirlo todo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin