Transportes y Turismo

"La industria aeroespacial supone el 6% del PIB y emplea a más de 45.000 personas."

  • El Perte dedicado a este sector movilizará más de 2.000 millones de euros.
Madrid

"Nos encontramos en una situación en el que el sector aeronáutico se encuentra en una profunda transformación y es necesario realizar debates exhaustivos y complejos, como este, para poder conocer y abordar los retos y necesidades que están surgiendo", con estas palabras inauguraba la jornada empresarial: El futuro pasa por una aviación sostenible, la secretaria general de Innovación, Teresa Riesgo. Durante el mismo, también agradeció a elEconomista la realización de este tipo de encuentros tan importantes en el que los principales agentes de la industria puedan poner en común sus inquietudes e incertidumbres, así como las soluciones y acciones que están desarrollando, para poder abordar este cambio desde una perspectiva más holística.

La crisis del Covid ha afectado prácticamente a todos los sectores y, en el caso de la aviación, "la pandemia generó un parón enorme en el mercado, llegando prácticamente a una interrupción total, por lo que la recuperación de la crisis es un reto mucho más grande en este que en otros sectores", explicó Riesgo, que, además, remarcó la importancia de apoyar a este sector que "supone el 6% del PIB de nuestro país y funciona como un potente generador de empleo, dando trabajo a más de 45.000 personas en España".

Por ello, "tenemos que cuidarlo y acompañarlo a lo largo de esta transición ecológica, que nos lleva a la descarbonización del transporte englobada bajo el Pacto Verde Europeo, pero también a nivel global, para continuar en la lucha contra el cambio climático. Además, no debemos verlo únicamente como un reto sino como una oportunidad muy importante para España", añadió.  

Otros de los aspectos que destacó la secretaria general de Innovación fueron los "proyectos estratégicos, Perte, dedicados a sectores fundamentales para la economía y que funcionan como paraguas de coordinación entre los diferentes ministerios y administraciones públicas con importancia en el sector". En concreto, Riesgo recalcó lo importante que es para el sector el Perte Aeroespacial, gestionado desde el ministerio de Ciencia e Innovación, y "que movilizará más de 2.000 millones de euros. Una parte que provendrá de los fondos europeos de recuperación, y otra parte, que viene de los Presupuestos Generales del Estado". Además, destacó que nos encontramos en "el momento propicio para desarrollar estos proyectos". Este plan, recalcó, "va dirigido, principalmente, a actividades de investigación e innovación tecnológica, porque creemos que para dar salida y abordar los nuevos retos debemos desarrollar tecnología propia en España, y, de esta manera, para aumentar la competitividad y la sostenibilidad de las empresas españolas".

Dentro de estos planes, Riesgo ha querido remarcar "el Programa Tecnológico Aeronáutico, que está dotado de 160 millones de euros, y que tiene como principal foco la subvención de actividades y programas de I+D+i". Este programa, según Riesgo, es posiblemente el más importante que se ha desarrollado en España en el ámbito de la investigación e innovación, y "gira en torno a tres pilares fundamentales: el primero, enfocado en el desarrollo de tecnología para la fabricación del futuro avión de emisiones cero; el segundo, para los vehículos no tripulados; y, el tercero, para el desarrollo de sistemas aeronáuticos". También, trató sobre los resultados de la última convocatoria de 2021, "en la que se aprobaron 12 proyectos, por un valor de 40 millones de euros de financiación, de los cuales, un 77% fue dedicado al futuro avión sin emisiones contaminantes". Con todo esto, Riesgo quiso enfatizar "la importancia de fomentar el potencial de investigación e innovación de este sector para posicionar a las empresas españolas frente a sus competidores internacionales". De hecho, añadió, que "de los 40 millones de euros financiados en 2021, 11 estaban subcontratados a centros de investigación, es decir, que también se persigue fomentar y articular una colaboración público-privada muy necesaria en este proceso de transformación, y que, además, facilitará la formación de profesionales en ámbitos muy especializados que ayuden al crecimiento de la industria".  

"La convocatoria de este año es más grande, pero se encuentra dentro del Plan de Recuperación Europeo y son fondos que tienen que ejecutarse con cierta premura", subrayó Riesgo, "porque se trata de un plan de choque y para el año 2025 tenemos que tener todos los proyectos terminados, y eso genera algunas dificultades por la estrechez de los plazos". Hay otros aspectos dentro del Perte Aeroespacial que también quiso destacar la secretaria general, como pueden ser la dotación "de infraestructuras, que estarán a disposición de las empresas y centros de investigación, para llevar a cabo sus programas de innovación e investigación. Un ejemplo de esto, sería la futura instalación ZEUS, única en Europa. Que cuenta con un presupuesto de 55 millones, y está dedicada a pruebas y ensayos con vehículo no tripulados, y que se encuentra en las fases finales de construcción". 

Para finalizar, Riesgo quiso remarcar la "necesidad de hacer este sector más sostenible, económica y financieramente, pero también a nivel medioambiental", y añadió que "la colaboración público privada es clave para que las administraciones conozcan las necesidades de las empresas y puedan ayudarlas para seguir con el cambio del sector hacia una neutralidad en carbono".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin