Telecomunicaciones

El creciente valor de la latencia: cuando 'menos' es 'mucho más'

  • DIGI acelera los reflejos de la red con sus conexiones pioneras de 10 Gbps y su nuevo router WiFi 6.
  • La latencia en la red de DIGI oscila entre uno y cinco milisegundos
  • La latencia es tanto o más importante que la velocidad o la capacidad de conexión
Recreación gráfica de una prueba de velocidad de conexión en un móvil.

Hasta hace unos lustros, la cobertura de la red móvil en todo el territorio español era un elemento primordial en la decisión de contratar los servicios de un proveedor frente a los de su competencia. Ahora, una vez democratizado geográficamente el acceso, los nuevos tiempos sitúan la latencia en lo más alto de las nuevas prioridades.

El concepto se puede denominar de muchas formas y todos los términos inciden en la misma ecuación inversa: cuanto menos, mejor, mucho mejor. De esa forma, el tiempo empleado en transmitir los datos desde un punto a otro de la red está llamado a reducirse al máximo con tal de asegurar la plena instantaneidad entre el dicho y el hecho, con reflejos de lince, sin retardos, demoras o dilaciones. La tarea no es sencilla, ya que acelerar varios milisegundos el espacio en blanco que transcurre desde que se pulsa una orden hasta que se ejecuta requiere de un trabajo colosal por parte de los operadores y proveedores de red. En la calidad de esa magnitud se pone en juego el valor de las conexiones y el compromiso de las telecos por ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Entre otras aplicaciones donde la latencia es crítica sobresale la viabilidad del coche autónomo, el éxito de la telemedicina, la superalta definición de los vídeos en streaming o la calidad de las videollamadas en 4K. Todas ellas dependen directamente de una baja o nula latencia, así como también la capacidad de los gamers para disfrutar de aquellos videojuegos donde impera la ley del más rápido, que vienen a ser la mayoría.

Salto de calidad

Todo lo anterior pone de relieve el salto de calidad colosal que la fibra óptica representa respecto a otras tecnologías anteriores, precisamente por esta agilidad en la obediencia de la multitud de enlaces que hace posible la conexión. En pocas palabras, la latencia es un factor crítico que determina la velocidad de la conexión. Técnicamente, se utiliza el ping como unidad de medida, expresado en milisegundos, y que cuantifica el periodo transcurrido entre la acción de un usuario y la respuesta a esa acción de una web o una aplicación. Explicada la importancia del fenómeno, los técnicos señalan tres factores que pueden lastrar esta latencia: el tipo de acceso a Internet (ADSL, fibra óptica, 3G, 4G o 5G o satélite), así como otros muchos elementos incluidos en cada uno de las tecnologías de acceso. También influye en el resultado final de la ecuación la distancia que existe entre los dos puntos que quieran establecer la comunicación, así como la cantidad de nodos que entran en juego, los saltos intermedios que se precisan para el tráfico de los paquetes de información. Por último, y al margen de la red, también acelera o retrasa el tiempo de respuesta la capacidad del dispositivo desde el que nos conectamos (ordenador, portátil, tableta, móvil o consola), así como la carga del servidor al que se solicita conexión.

A modo de ejemplo, en un videojuego en red de disparos, explican fuentes de DIGI, "cuanto menor sea el ping, menos tiempo tardará en registrar el servidor que hemos disparado y que la bala virtual ha alcanzado su objetivo". Asimismo, la latencia es relevante a la hora de subir o descargar archivos por los motivos ya conocidos: a menor latencia, mayor rapidez. Ante este paradigma, el mejor banco de pruebas de la latencia de DIGI son las competiciones de eSport, donde DIGI es patrocinador de los equipos Giants, Zeta y Ramboot Esports Arena. En este último club, además, el operador está presente con su fibra PRO-DIGI, en la sede física del equipo, situado en el centro de innovación especializado en gaming de mayor tamaño de la Comunidad Valenciana, con 700 metros cuadrados de superficie. Estas instalaciones destacan entre las más grandes de España y representan una referencia para todos los amantes de los eSports y el gaming. De hecho, Ramboot luce en la manga de su camiseta el logo de DIGI, operador que también tiene presencia en las redes sociales del equipo y de sus jugadores, así como en las retransmisiones de los partidos de eSport. La sede física de Ramboot Esports cuenta una grada con capacidad para 80 personas para seguir en directo las competiciones. Entre otros detalles, el centro dispone de 40 ordenadores Gaming totalmente equipados y dos salas Bootcamp para entrenamiento.

Ante la diversidad y concurrencia de elementos que entran en juego en el resultado de la latencia, Ismael Serrano, Chief Technical Officer (CTO) de DIGI España, explica que "dentro de la red del operador y con la fibra PRO-DIGI, la latencia puede variar entre 1-5 milisegundos", en referencia al tiempo específico que tardan los paquetes de datos dentro de la propia red de DIGI. Ahora bien, una vez que la red de DIGI está indefectiblemente conectada a Internet, a la latencia de las redes del operador hay que sumar la demora empleada al "atravesar otras redes en Internet como, por ejemplo, la red del proveedor donde se encuentra la web o aplicación a la que se pretenda acceder".

El coche autónomo, el 'streaming' en alta definición o la telemedicina dependen de la latencia

Aclarado lo anterior, DIGI recuerda el hito alcanzado como "primer operador en España en ofrecer el servicio de fibra más rápido del país a nivel residencial, de hasta 10 Gbps de velocidad". Ese logro tiene ahora continuidad con las prestaciones de PRO-DIGI, capaz de mejorar la experiencia de navegación del usuario con "una velocidad prodigiosa", acelerada con el router WiFi 6. Este dispositivo permite múltiples conexiones de dispositivos concurrentes sin pérdidas de calidad en la señal. Los aficionados al gaming lo celebrarán, pero también los teletrabajadores y usuarios en general con "un menor consumo de los dispositivos conectados, lo que se traduce en un mayor ahorro de energía y en un beneficio para el planeta al reducir el impacto medioambiental".

En la actualidad, Fibra PRO-DIGI está disponible en zonas con Fibra SMART de la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía, Asturias, Cantabria, La Rioja, Murcia, Navarra, y País Vasco. así como en La Coruña, Pontevedra, León, Salamanca, Valladolid, Huesca, Zaragoza, Barcelona, Tarragona y Badajoz.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud