Telecomunicaciones

Ángel Pardo: "No recomiendo comprar 'criptos', recomiendo invertir en formación"

  • Entrevista con el CEO y fundador de Metapro Academy
  • "No queremos ser los que más sepamos, pero sí los que mejor lo expliquemos"
  • "Las 'criptos' están para quedarse. Una vez abierta esa caja, es imposible cerrarla"
Ángel Pardo, CEO y fundador de Metapro Academy

La 'Metapro Academy' emprende estos días sus primeros pasos como "la academia del metaverso y el mundo cripto de habla hispana con la formación más fácil y completa". Su primer ejecutivo y fundador, Ángel Pardo, recalca en su entrevista para elEconomista.es la imperiosa necesidad de formación en conceptos como Web3, criptoactivos, NFTs, telemarketing y metaverso.

Acaban de anunciar la puesta en marcha de la Metapro Academy. ¿A qué perfil de público se dirige?

Metapro Academy se dirige a cualquier persona que quiera aprender sobre Metaverso y mundo cripto. La revolución tecnológica a la que estamos asistiendo, y que ha venido para quedarse, no puede dejar a nadie atrás. Supone una gran evolución social y económica en todos los sentidos, ya que va a ser la responsable de que cambie la forma en la que entendemos muchos aspectos de nuestra vida diaria. Por eso, desde el momento en el que pusimos la primera piedra en la construcción de este máster tuvimos claro que Metapro Academy tenía que ser capaz acoger a todo tipo de perfiles para que la sociedad pueda avanzar. En este sentido, nuestra percepción es que son los jóvenes quienes tal vez tengan mejor olfato para detectar este tipo de innovaciones y por tanto sean quienes más acudan a nosotros. Pero de igual modo tenemos claro que gran parte del sector profesional quiere aprender sobre Metaverso y mundo cripto porque se están dando cuenta del impacto que ya está teniendo en sectores diversos como la economía, el gaming, la moda Es preciso recordar que grandes empresas como Coca Cola o Facebook han dirigido sus negocios hacia este ámbito en los últimos meses, y esto nos puede dar pistas hacia qué horizonte nos estamos proyectando.

¿Cuánto tiempo estima que tardará en llegar el Metaverso a la universidad como formación reglada?

Antes de nada, es importante entender que nos enfrentamos a una nueva realidad y a un paradigma nuevo de innovación que supone la creación de conocimiento. Este conocimiento es muy difícil abarcarlo, ya que no está en libros ni lo guardan las instituciones como pueden ser las universidades. No está en un lugar y no lo produce una entidad. Esta es la novedad que nos aporta el Metaverso: que está en todas partes y se construye y se deshace cada día. Es el usuario quien crea al mismo tiempo. La educación superior tarde o temprano llegará a dar una formación sobre Metaverso. Muchas universidades de hecho están planteando programas académicos enfocados en estos tópicos. Como puede resultar lógico, las facultades tecnológicas y aquellos grados enfocados en ingeniería e informática son los que más éxito están teniendo. No en vano, no hay ningún ámbito académico que proporcione todavía una formación práctica, con una visión 360º, que no sea técnica y que además no importe el nivel de conocimiento. El problema es que todavía es pronto para que muchas instituciones puedan moverse a la velocidad a la que se mueve el Metaverso.

¿Qué barreras de entrada tiene el metaverso?

Nunca ha existido un listón tan bajo de entrada a un mundo de innovaciones tan amplio. Lo único que necesitas para acceder a él es una conexión de internet y un teléfono móvil.

¿Qué nuevos perfiles profesionales creará el metaverso?

Muchas profesiones todavía no están en nuestro imaginario. Va a ser una transición que iremos viendo y analizando poco a poco. Hasta el momento, lo que sí podemos decir es que los desarrolladores de mundos virtuales van a tener una gran demanda en esta nueva economía. Su gran diferencia respecto a cualquier programador convencional es que deberán crear experiencias e interacciones fluidas, y adaptar los prototipos a las plataformas seleccionadas. Asimismo, los diseñadores van a tener un papel protagonista, ya que van a ser quienes diseñan esos entornos. Y, por otro lado, los ingenieros de mantenimiento van a ser decisivos. Pero insisto, es difícil poner una categoría a algo que todavía no existe o escapa de la realidad que vivimos en estos momentos.

"En nuestro máster, el metaverso es la convergencia entre Internet y blockchain"

¿Qué ofrece Metrapro Academy que no proporcione otras iniciativas similares?

Es cierto que en los últimos meses hemos visto cómo han nacido iniciativas de formación en el mundo cypto (no tanto en el Metaverso), algunas con gran éxito. Lo que nos hace diferentes es que nosotros somos transparentes y lo decimos desde el primer momento: no queremos ser los que más sepamos, pero sí los que mejor lo expliquemos. El Metaverso es una realidad compleja que está en plena construcción y que avanza muy rápido, por ello es esencial identificar el primer gran reto: aprender a sentirse cómodo con información incompleta. Para ello nuestra metodología se sustenta en tres formas de aprendizaje: aprender de los que llegaron antes (nuestro equipo académico) con ejemplos prácticos (los errores cometidos), aprender haciendo y aprender en comunidad. Además, nuestro objetivo no está solo en proporcionar una formación estática, sino que vamos a ser los primeros en ofrecer, por un lado, una bolsa de trabajo con una red global de empresas Web3 y por otro, fondos para incubar proyectos de nuestra comunidad de alumnos.

¿Qué podemos esperar las criptomonedas? ¿Cuáles recomienda?

Vivimos en un mundo en el que las criptomonedas existen, no es un camino que podamos revertir. Las criptomonedas, los criptoactivos, no son solo dinero digital, sino que estamos hablando de "dinero programable", es decir, dinero que puede tener smart contracts codificados que lo hacen inteligente. Imagínate un dinero que puede saber a quién tiene que depositarse y en qué condiciones. No se trata de que yo les augure futuro, se trata de que una vez se abre esa caja de Pandora ya no es posible cerrarla, las criptomonedas están aquí para quedarse. Por ello no recomiendo comprar cripto; lo que recomiendo es que la gente se forme. La formación es la mejor inversión que podemos hacer para entender esta tecnología.

¿Invertiría en la compra de un espacio virtual en el Metaverso?

Sí, pero no cualquier espacio virtual en el Metaverso va a tener valor en el mediano o largo plazo. Ahora mismo no existen herramientas para "tasar" estos activos de una manera estándar, solo tenemos los precios que nos da el mercado. Y el mercado dice que estos inmuebles virtuales tienen un gran valor potencial. Aun así, muchos proyectos y mundos virtuales no lograrán mantener ese valor en el tiempo. Por eso, antes de ir invertir recomiendo a cualquiera que se forme.

¿Qué respondería a los que estos días consideran que el metaverso es una burbuja?

Es cierto que dentro del Metaverso y el mundo cripto existen grandes volatilidades. Pero la idea de burbuja no es la más precisa a la hora de definir lo que está sucediendo. En internet también vivimos la burbuja del .com, sin embargo, internet no dejó de existir, ¿no? Nosotros hemos desarrollado un máster donde el Metaverso es la convergencia entre internet y blockchain. Esta fusión va a ser capaz de generar grandes innovaciones financieras y cambios en muchas de las industrias y profesiones como las entendemos en la actualidad. Esto nos indica que este es un mercado emergente, y como con toda revolución tecnológica existe el riesgo, pero el balance a medio/largo plazo va a ser positivo.

¿Web 3, NFT, Metaverso... Estamos preparados para estas tecnologías o considera que por ahora son prematuras?

Todo esto ya existe. El mercado de NFTs está moviendo más de 33,000 millones de dólares por trimestre y 33 billones si juntamos el volumen de ventas de enero, febrero y marzo de 2022 en las cuatro plataformas más grandes (OpenSea, LooksRare, Magic Eden y Solanart). Por otra, la Web3 viene para quedarse y el mejor reflejo es que tiene millones de usuarios. El en este sentido, el ejemplo son las DeFI: 4.7 millones a nivel global con depósitos (value locked) por valor de más de 100 billones. En cuanto a la Web3 Social, las redes descentralizadas que pueden competir con Facebook y Twitter ya están en funcionamiento como son LENS y Lenster, operativas desde mayo de 2022. El Metaverso no es más que el paraguas de todas estas innovaciones. Hoy en día ya existen cientos de mundos virtuales en el Metaverso abierto. Podemos decir que los cuatro más importantes son Decentraland, The Sandbox, Cryptovoxels y Somnium Space. Pero un mundo virtual (dentro del universo de los videojuegos más tradicionales) como Roblox, ya tiene más de 200 millones de usuarios en el mundo. Esto también va a formar parte del Metaverso… igual que Meta/Facebook.

¿Qué futuro augura a las organizaciones descentralizadas?

Las Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAOs) son algo así como tesorerías automatizadas, donde las reglas de utilización de los fondos son ejecutadas con unas líneas de código (software) que no requieren de una administración como tal. Es cierto que todavía no sabemos cómo enfrentar los retos de la gobernanza descentralizada (los sistemas de votación a través de tokens son algo imperfectos, y quién tiene tiempo para revisar las propuestas de gobernanza de docenas de DAOs continuamente), pero les auguro un gran futuro. Hay que pensar las DAOs son unos de los grandes pilares sobre los que se apoya la web3 y, por ende, el Metaverso. Junto con ellas encontramos otros pilares que son las que transforman la web3 como las DeFi, los NFTs, Web3Social, y GameFi.

¿Puedo hacerme adicto al metaverso?

En el Metaverso vamos a poder hacer, estamos prácticamente haciéndolo ya, todo lo que hacemos en la vida real: vamos a poder trabajar, disfrutar de cualquier tipo de ocio, formarnos, encontrar a nuestros amigos, familia, comprar, comerciar, invertir, y sobre todo jugar. El Metaverso es un espacio neutral que con el tiempo se llenará de contenido. En este sentido, hay que ser conscientes de que cualquier revolución tecnológica conlleva riesgos. De la misma manera que no podíamos imaginarnos que íbamos a pasar 8-10h diarias en redes sociales en el espacio de una década, tampoco sabemos cuáles serán los riesgos o tendencias más adictivas de la Web3 a futuro. Pero es importante entender que las adicciones que hoy observamos en Web2 siempre son motivadas por el ánimo de lucro de las grandes plataformas como Facebook, Google etc. y sus algoritmos. Lo interesante de la Web3 es que implica una apertura hacia el código abierto y la descentralización, y la transparencia en cuanto a las mecánicas y algoritmos que incentivan nuestro comportamiento. Esto supone que seremos usuarios conscientes del uso que estamos haciendo de la tecnología, y eso ya es un primer paso para hacer un uso responsable de esta.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin