Telecomunicaciones y tecnología

Apple comienza a jugarse su futuro con el nuevo 'iphone'

  • Los nuevos equipos mejoran las prestaciones de la inteligencia artificial

El futuro comienza hoy. Siempre es así, pero en el caso de Apple el axioma adquiere especial actualidad con el estreno comercial de su nueva familia de smartphones. Por ahora las novedades se reducen a los iPhone XS e iPhone XS Max, en espera de que se sume el iPhone XR el próximo 26 de octubre.

Al mismo tiempo también llegó ayer a los escaparates los iWatch Series 4 de la marca, siempre pertrechado con nuevas correas. Si la doble apuesta funciona bien o muy bien, Apple seguirá disfrutando de las mieles acostumbradas. Su capitalización seguirá por las nubes -ahora por encima de los 1.06 billones de dólares- y su valor de marca continuará encaramado en lo más alto de los rankings del sector. En caso contrario, los ingresos récords de trimestres pasados pasarán temporalmente a la historia. Es ley de vida.

Los analistas escrutan ahora el volumen de las preventas y la afluencia a las tiendas en busca de indicios, con comparaciones respecto a lanzamientos similares. En esta ocasión, al tratarse de una actualización de los equipos -como sucede todos los años pares-, el mercado aplicará el factor de corrección de un producto con el mismo aspecto que su antecesor. Pese a ello, las mejoras son relevantes en prestaciones y rendimiento, con un nuevo procesador (A12 Bionic) cuya potencia supone un salto considerable respecto al anterior, ahora capaz de poner en valor el aprendizaje automático en tiempo real.

Principales aportaciones

Los puntos fuertes se hacen valer. Así, la duración de la batería sale ganando con creces ya que cuatro de los seis núcleos del nuevo chip se dedica exclusivamente a optimizar los recursos energéticos. Las aplicaciones en las que interviene la realidad aumentada mejoran su nivel con el nuevo chip inteligente, así como el hiperrealismo de las películas y videojuegos. Entre otras novedades, el sistema de desbloqueo del móvil a través del rostro (Face ID) jubila al sistema de huella digital, ahora con mayor velocidad y seguridad Según fuentes de la compañía, los dos núcleos de rendimiento del A12 Bionic resultan un 15% más veloces que los de su antecesor y los cuatro núcleos de eficiencia reducen a la mitad el consumo del A11 Bionic.

La aportación del Neural Engine (aprendizaje automático) acaparó gran parte de las miradas en la presentación del pasado 12 de septiembre. Su mérito consiste en que permite al dispositivo aprender casi tan rápido como lo haría su usuario para "reconocer patrones, hacer predicciones y basarse en experiencias previas".

Los amigos de la fotografía -todos los usuarios de móviles-, disfrutarán del procesador HDR de las imágenes. Además de una excelente óptica se ha afinado el algoritmo para extraer nueva y rica información de cada fotos. A partir de ahora, las instantáneas realizadas frente al sol no eclipsarán ni los colores ni el brillo del resto de la escena. lo mismo pasará cuando el modelo se encuentra a la sombra o en situado en interiores frente a ventanas.

Asimismo, la doble cámara trasera conserva los 12 Megapíxeles con luminosidad f/1.8 y 12 Mpx f/2.4, flash central y teleobjetivo físico de dos aumento (la óptica de los selfies suma 7 megapíxeles con apertura de diafragma de f/2.2). Las innovaciones proceden del software. Así, los algoritmos permiten modificar el nivel del desenfoque del fondo en los retrato, en el modo de edición. Es decir, sería posible acentuar o atenuar el llamado efecto bokeh, mientras que la herramienta Depth Control invita a alterar el fondo de los retratos a posteriori.

Los vídeos caseros también salen ganando con la nueva familia de iPhones. En este caso, se puede grabar en ultra alta definición (4K) con la ayuda de un estabilizador de alta eficacia. A modo de ejemplo, un pasajero que viaje en un ciclomotor por un camino de tierra podría grabar su película, en movimiento y sin vibraciones, sin más ayuda que el pulso del brazo.

Los materiales empleados por Apple aportan su granito de seducción en el resultado final, ahora con el vidrio más resistente utilizado hasta el momento en un smartphone, con acabados en oro y bordes reforzados de acero inoxidable de una aleación especial. Entre otros guiños, la carcasa imita la reflectividad propia del vidrio, para que la integración sea plena.

Los precios aportan escasas sorpresas a sus futuros clientes ya que requiere un importante esfuerzo económico. El iPhone XS de 64 GB cuesta 1.159 euros, el modelo de 256 GB se cotiza 1.329 euros y el de 512 GB asciende a 1.559 euros. A su vez, el iPhone XS Max de 64 GB cuesta 1.259 euros, el de 256 GB se tasa en 1.429 euros y el de 512 GB, se dispara hasta los 1.659 euros. La familia aumentará dentro de un mes con el lanzamiento del iPhone XR de 6,1 pulgadas, que al contrario de los anteriores lucirá una pantalla con tecnología LCD (inferior a la de súper retina de sus hermanos), lo que rebajará su gama de precios entre los 859 y los 1.029 euros.

Deliveroo hace una excepción para alimentar a los 'fanboys'

La empresa de reparto Deliveroo se permitió la noche del pasado jueves al viernes romper una de sus reglas sagradas: repartir comida en la calle en lugar del domicilio u oficinas. De esa forma, ante la multitud que se congregaba frente a la tienda londinense de Regent Street, la firma de mensajería comenzó a aceptar pedidos de los fanboys (como se conoce en el sector a los fans de Apple).

En el caso de España, la tienda situada en la Puerta del Sol mantuvo durante toda la jornada un dispositivo especial para organizar la cola de los interesados en el nuevo iPhone, con personal de la tienda que ofrecía paraguas para proteger del sol de rigor que ayer golpeó la capital. La afluencia de clientes impacientes -cuya cifra no se cuantificó- era inferior a otras ocasiones, según fuentes conocedoras de este tipo de eventos. Entre los posibles aspectos que restan espectacularidad a las esperas se encuentra la venta a través de Internet, cuyos envíos se realizan directamente al domicilio del comprador o se reserva para su posterior recogida en la tienda oficial acordada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Pues van jodid*s. El otro día probé el xs de un amigo y me pareció un engaño pagar más de 1000 euros por este móvil. En mi opinión, puro marketing para consumistas empedernidos, con complejos varios, que desean complementar vacíos existenciales con una marca.

Vamos un móvil más, con las mismas funciones principales pero a precio de oro.

Puntuación 1
#1
Usuario validado en elEconomista.es
omar a rodriguez borja
A Favor
En Contra

todo bien como el pibe y la patrulla atras

Puntuación 0
#2