Telecomunicaciones y tecnología

Las condiciones de la subasta del 5G retraerán la inversión de las 'telecos'

  • Los operadores proponen una ejecución ágil de los Fondos Europeos para así impulsar la tecnología

La adopción del 5G en España se vislumbra como una gran oportunidad para superar el parón económico provocado por la Covid-19. De hecho, esta tecnología va a suponer un gran avance al habilitar nuevos modelos de uso y de negocio gracias a las mayores velocidades y capacidades de las súper conexiones.

Bajo este contexto, elEconomista en colaboración con KPMG ha celebrado el observatorio online: "Las estrategias necesarias para capturar a corto plazo el mayor potencial económico del 5G en España", en el que han participado los representantes de los principales operadores de telecomunicaciones del país, junto con expertos del sector. Así, intervinieron Laura Otero, directora de Estrategia de Telefónica; David Sola, director de Asuntos Públicos de Vodafone España; Juan José del Molino, director de Grandes Empresas de Orange España y Javier Arenzana, socio responsable del sector de Telecomunicaciones de KPMG España.

Uno de los aspectos tratados fue cómo el 5G no solo representa un avance tecnológico sin precedentes, si no también una plataforma económica capaz de generar riqueza y millones de empleos a su alrededor. Según la directora de Estrategia de Telefónica, "el despliegue de esta tecnología va a fomentar la inversión en España, va a generar inversiones indirectas en otros sectores, va a tener un efecto multiplicador y sobre todo -algo muy importante en el momento actual- que es la generación de empleo", señala Laura Otero.

Laura Otero: "El 5G va a ser  muy importante en cuanto a la generación de empleo"

Para Juan José del Molino, "el 5G va a suponer un salto cuántico, pero no en la manera en la que los usuarios nos relacionamos entre nosotros, sino en los casos de uso industriales que hasta ahora no se habían podido dar por limitaciones tecnológicas", explicó el representante de Orange España. Según apuntó, "Orange está realizando múltiples pilotos 5G orientados a mejorar los procesos de diversos sectores de la economía, que van desde la robotización industrial a la agricultura de precisión, pasando por el turismo con realidad aumentada o la asistencia sanitaria en remoto".

David Sola recalcó el alto interés que tienen los operadores en que se materialice el valor añadido del 5G. "Para eso hace falta seguir desplegando red y ponerla a disposición de la sociedad en su conjunto. Pero a la vez se necesita incentivar un tejido de innovación y de casos de uso que saquen todo el potencial a esta tecnología". Y es que, el 5G va a trasladar cuantiosas oportunidades y valores a muchas industrias. "Siempre que se habla del 5G se asocia a una discusión del sector de telecomunicaciones que es de donde nace, pero el 5G está y debería estar más en muchas de las agendas de los comités de dirección porque es un frente de innovación que va a llegar", apunta Javier Arenzana, socio de KPMG.

Para ello, cada vez son más los operadores que impulsan el desarrollo de iniciativas piloto de tecnología 5G. En el caso de Telefónica, cuentan con más de 60 proyectos en distintas ciudades españolas y en 40 de ellos se encuentran trabajando sobre el terreno con los clientes en sus instalaciones. Asimismo, Laura Otero destaca una serie de sectores en los cuales se concentra la mayor parte de la actividad: industria 4.0, logística, comunicaciones vehiculares, automoción, media, deporte, TV y eventos. No obstante, en lo que respecta al último año, "hemos visto un crecimiento incipiente, pero muy marcado, en el ámbito de banca, utilities o smart cities", añade.

Uno de los grandes retos del 5G para las 'telecos' consiste en rentabilizar esta tecnología sacando el mayor rendimiento posible. Para ello, el primer elemento para lograr un retorno razonable pasa por "conseguir unas condiciones que faciliten ese despliegue, invertir muchísimo en los casos de uso y buscar soluciones en ámbitos cada vez más amplios", asegura David Sola.

Juan José del Molino: "Es fundamental aprovechar la oportunidad que nos brindan las ayudas públicas"

Por su parte, para el director de Grandes Empresas de Orange España, resulta fundamental "aprovechar la oportunidad que nos brindan las ayudas públicas encaminadas a desarrollar las redes y que todo esto fomente los servicios digitales entre los usuarios finales".

A pesar de que la conectividad 5G se está extendiendo a un ritmo vertiginoso por todo el mundo -especialmente con el rápido despliegue de las redes en países como Corea del Sur, China o EEUU-, España sigue avanzando y cumpliendo objetivos aunque no al mismo ritmo. "En España el 5G avanza a buen ritmo. Se ha licenciado espectro y ya hay importantes despliegues. Ir más deprisa podría beneficiar al conjunto de la economía, pero tendría un sobrecoste para los operadores que sería necesario compensar con incentivos y ayudas", señala el socio responsable de Telecomunicaciones de KPMG España.

Fondos Europeos

En este sentido, los participantes del evento destacaron la necesidad de aprovechar las ayudas de las administraciones, en especial los recursos europeos para la reconstrucción. "Tenemos el reto y la fortuna de contar con una gran cantidad de fondos que pueden marcar un factor diferencial con respecto a otros países", afirma Arenzana.

Sobre el mismo asunto, Otero apunta que "es una oportunidad y una responsabilidad dirigir los proyectos a aquellos ámbitos donde la generación de valor sea más relevante. Es importante ser ágiles en la ejecución de las ayudas y evitar perderlas por no utilizarlas a tiempo", advierte la directiva de Telefónica.

En este sentido, el representante de Vodafone recuerda que su compañía ha impulsado 131 casos de uso europeos, con más de 86 partners de una decena de sectores distintos, por lo que considera que los fondos europeos pueden ayudar a accionar muchos de estos proyectos. "La clave es la agilidad y que los mecanismos que se pongan en marcha permitan una canalización efectiva de estas ayudas".

Subasta de frecuencias

Otro de los temas tratados durante el observatorio fue las inminentes licitaciones del 5G. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital tiene prevista la subasta para el primer trimestre de 2021, tras sufrir un retraso como consecuencia de la pandemia. De esta manera, las 'telecos' tendrán la oportunidad de pujar por la banda del espectro radioeléctrico de /00 Mhz, la más cotizada para los servicios de 5G.

En este sentido, Laura Otero cree que la capacidad plena del 5G no va a llegar hasta que se facilite la disponibilidad total y se licencie las tres bandas de licencia prioritarias.

Para el representante de Orange, la Administración acapara un peso importante en el ritmo del despliegue, por lo que tiene que dar un paso para facilitar el trabajo. "Una de las bandas tiene que ser reordenada. Es fundamental que la banda de 3,6 GHz se ordene como ya pasó en otra ocasión. El espectro de 700 MHz tiene que adjudicarse y es una banda fundamental por la penetración y las características técnicas que tiene. Y por último está por ver la decisión sobre los 26 GHz". Asimismo, Juan José del Molino incidió en el precio de las frecuencias, puesto que "en el pasado estas bandas de espectro tuvieron costes multimillonarios".

Ante la próxima subasta de 700 MHz, con un precio de salida de 1.170 millones, las telecos coinciden en que "todos los recursos empleados a la compra de espectro drenan las capacidades de invertir en equipamiento y despegue".

David Sola: "Lo inteligente como país es una estrategia de precios bajos en la subasta de espectro"

"Lo inteligente como país es una estrategia de precios bajos que permita que el espectro salga con un coste razonable y reducido; y que permita que los recursos se destinen a equipamiento y despliegues de red. Al mismo tiempo, se tienen que regular unas condiciones de acceso que no incentiven a las posiciones pasivas de no invertir y operar sobre infraestructuras ajenas, y que se permita un retorno razonable para aquellos operadores que sí invierten", manifiesta David Sola, de Vodafone España.

Sobre el mismo asunto, la directora de Estrategia de Telefónica propone que el precio de licitación sea proporcionado y donde el criterio de retorno sea el que prevalezca frente a la simple recaudación económica por parte de la Administración. "Todo aquello que destinemos en la compra de espectro merma las capacidades para invertir en otros aspectos", indica.

Además, Javier Arenzana sostiene que todo lo que suponga un sobrecoste para los operadores en la adquisición de frecuencias lo acabarán pagando de alguna forma los usuarios. "El espectro es la materia prima de los usuarios y todos lo acabaremos pagando bien en precio, en calidad... pero al final ese precio terminará repercutiendo en la sociedad", incide el representante de KPMG España.

Javier Arenzana: "Todo lo que sea un sobrecoste para los operadores repercutirá en el usuario"

El proceso de licitación contempla obligaciones para los adjudicatarios, como la de proporcionar cobertura del 50% a todas las poblaciones de más de 50.000 habitantes en el primer año, el 75% en el segundo y el 100% en el tercero.

Para Laura Otero estas condiciones suponen una apuesta fuerte parar el sector. Ahora bien, también precisa que debe ser un "esfuerzo que tiene que ir compensado con el precio de licitación del espectro. Aunque es una ambición elevada, se trata de un espacio donde tenemos que estar", afirma.

Asimismo, las concesiones llevan aparejadas ciertas obligaciones de acceso a mayorista. Un tema que preocupa a Vodafone. "Este aspecto es novedoso en cuanto a ponerlo como obligación y resulta preocupante porque puede generar el incentivo a que sea más interesante para un operador no invertir y acomodarse en un modelo mayorista. Hay que tener cuidado en ver cómo se habilita porque imponiéndose como obligación se corre el riesgo de disuadir la inversión de los operadores", señala Sola.

Ingresos adicionales

Preguntados por si la adopción del 5G conlleva unos ingresos adicionales para las compañías de telecomunicaciones por parte de los usuarios residenciales, desde Orange opinan que España está liderando globalmente la relación calidad-precio del 5G. Pero, concretamente y respecto al 5G, "no creo que el mercado y los usuarios estén preparados. Al menos, los movimientos que estamos llevando a cabo los operadores para poner en valor una nueva propuesta relacionada con el 5G no va en la línea de monetizar más y mejor esta nueva tecnología", explica Juan José del Molino.

La suya fue una afirmación que también compartió el directivo de Vodafone. "En el ámbito residencial, y en el corto plazo, está clarísimo que en el contexto de hiper competitividad que vivimos, muy difícilmente se va a traducir en un incremento de ingresos. Sucederá como en el pasado, que los consumidores obtendrán de nosotros cada vez más valor pero probablemente a unos precios similares o incluso con una tendencia deflacionista como la actual", añade Sola.

Por último, los ponentes debatieron sobre si la crisis sanitaria ha acelerado o retrasado los planes del 5G. "Estamos convencidos que se ha puesto de relevancia la importancia de las redes, y a pesar de que hay la nota discordante de los retrasos en la licitación del espectro, el patrón de consumo -tanto en el ámbito residencial como en el de las empresas- se ha visto impulsado de manera muy determinante. En definitiva, el 5G va a ser más importante y urgente de lo que lo era antes de la Covid", afirma Otero.

Sobre la misma cuestión, el directivo de Vodafone incide en que "la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización, por lo que el mundo se ha vuelto más digital y ha acelerado el apetito por el 5G", concluye David Sola.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin