Tecnología

iPad mini con Apple Pencil, el bloc de notas perfecto

  • La nueva generación gana un compañero de viaje: el Apple Pencil
  • Conserva el diseño pero ahora es mucho más potente y versátil

Igual de pequeño pero mucho más potente. Así es el nuevo iPad Mini lanzado por Apple y con el que la compañía ha convertido a su tablet más compacto en el bloc de notas perfecto, ya que ahora es compatible además con el Apple Pencil.

El iPad mini (desde 449 euros) conserva las dimensiones (20,32 cm de alto, 13,48 cm de ancho y 0,61 cm de grosor) tiene un peso de 300 gramos y sigue montando una pantalla de 7,9 pulgadas. Sin embargo, el panel ha mejorado. Ahora es, con 500 nits, un 25% más brillante que la generación anterior, cuenta con tecnología True Tone que no cansa a la vista y sigue teniendo una resolución de 326 puntos por pulgada, lo que le permite presumir de la mayor densidad de píxeles de la gama iPad.

Este grado de detalle permite que el usuario pueda sacar punta a su principal reclamo: el Apple Pencil (99 euros). El nuevo iPad mini es compatible con el lápiz de primera generación de la compañía, así la tablet más cómoda de llevar puede usarse ahora como bloc de notas, disparando las opciones de creatividad y usabilidad. Tendremos un bloc de notas en cualquier lugar.

Aunque la experiencia del Pencil no es la misma que en los avanzados iPad Pro, el iPad mini no parece entenderse ahora sin el lápiz de la compañía. Parecen concebidos en conjunto y permite sacar mucho más partido a la tablet. Va fluido, es preciso y permite garabatear con la misma sensación que se esperaría de Apple: precisa y fácil.

Que la compañía apueste por el uso del lápiz antiguo se entiende en el momento en el que el iPad mini no ha cambiado las conexiones. Cuenta con conexión Lightning, salida para auriculares y sensor de huellas Touch ID.

A12 Bionic: potencia y fluidez

El nuevo iPad mini también ha cambiado su 'corazón'. Ahora monta el potente chip A12 Bionic con Neural Engine fabricado por la compañía, el mismo que montan los iPhone XS y XR-

Este procesador se traduce en que la nueva generación del iPad mini es tres veces más rápido y versátil que el modelo de hace cuatro años, pudiendo rendir de forma sobresaliente incluso con altas cargas de trabajo como Photoshop o edición de vídeo. Ahora, por ejemplo, se podrán usar varias aplicaciones a la vez sin que la fluidez se sacrifique en absoluto.

Este derroche de potencia se traduce además en la posibilidad de usar el iPad mini como plataforma de juegos con altas necesidades gráficas, así como experimentar con las posibilidades de la realidad aumentada.

Asimismo, el nuevo chip permite conservar uno de los grandes puntos fuertes del iPad mini: su batería. La autonomía del modelo actual alcanza las 10 horas de uso intensivo con una única carga. Eso sí, no apuesta por la conexión USB-C que tiene el iPad Pro y seguirá siendo necesaria la recarga a través del puerto Lightning.

Con respecto a sus cámaras, Apple ha montado en esta ocasión una cámara trasera de 8 megapíxeles y una frontal FaceTime HD de 7 megapíxeles. Son menos avanzadas de las que se podrían encontrar en un iPhone, pero son correctas para el uso que se supone que se le daría a una herramienta de trabajo inteligente: escaneado de documentos, fotografías casuales y videollamadas en alta definición.

En suma, Apple ha tocado las teclas necesarias en este iPad para conseguir el bloc de notas idea para la nueva generación. Una ultramovilidad que dispara la productividad gracias a que viene acompañada de una serie de aplicaciones que espolean las posibilidades de la tableta hasta -en muchos casos- ponerse a la par de un ordenador personal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0