Tecnología

Microsoft rediseña los iconos de Office: líneas más sencillas para Word, Excel o PowerPoint

Microsoft ha rediseñado por completo todos los iconos del paquete Office, su suite de aplicaciones más usada en todo el mundo. A partir de ahora, los usuarios comenzarán a experimentar un cambio en las próximas versiones del software de productividad de la compañía.

Word, Excel, PowerPoint, Outlook, Publisher, Access, OneDrive o Skype son algunas de las aplicaciones a las que Microsoft ha cambiado su aspecto para demostrar cómo "el diseño se ha convertido en un elemento central de todo el paquete Office", según ha explicado la propia compañía.

La idea del diseño en los iconos es demostrar una evolución en su identidad visual para reflejar experiencias simples, potentes e inteligentes de Office 365. Para hacerlo, la compañía ha apostado por colores más vivos que identifican a cada una de las aplicaciones, al tiempo que ha aligerado las líneas para que su diseño sea más minimalista y claro.

El útlimo rediseño en el aspecto de la suite de Microsoft se produjo hace cinco años y el aspecto revelado ayer es el quinto cambio en la historia del icónico paquete de software de la compañía que se ha convertido en elemento central de los usuarios y empresas.

Más allá del rediseño de los iconos, Microsoft ha querido ensalzar los cambios que ha realizado en su software durante este tiempo. "Office se está transformando en una suite colaborativa que le permite trabajar juntos en tiempo real desde casi cualquier dispositivo. Hemos infundido nuestras herramientas con una poderosa inteligencia artificial".

Precisamente el cambio llega "como una señal para nuestros clientes, hemos evolucionado los iconos de Office para reflejar estos cambios significativos en los productos", explica Microsoft.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.