Tecnología

Nuevo Razer Blade, puro músculo en el portátil gaming más delgado del mercado

Razer, la marca especializada en estilo de vida para gamers, ha presentado esta mañana su nuevo portátil, el Razer Blade de 15,6 pulgadas, un equipo que mejora en pantalla, potencia y sobre todo en diseño, con respecto a sus dispositivos anteriores.

El nuevo Razer Blade ha estrechado los marcos para montar una pantalla de 15,6 pulgadas configurable que va de una resolución Full HD (1920 x 1080) y tasa de refresco 144 Hz hasta un panel 4K táctil (3840x2160). El nuevo panel aprovecha casi todo el frontal gracias a unos nuevos biseles de 4,9 mm que también permiten incorporar la webcam.

Sin embargo, en cuanto a diseño, el principal factor diferencial del nuevo portátil es su delgadez, ya que se convierte en el equipo de gaming más estrecho hasta la fecha, con tan solo 0,66 pulgadas (1,67 centímetros) de grosor.

El chasis vuelve a apostar por el aluminio, que se moldea de forma individual en un solo bloque para lograr un diseño robusto y compacto, en negro anodizado resistente a los arañazos, una ya habitual marca de la casa.

Más allá de la estética, el diseño busca resolver la disipación del calor sin sacrificar el rendimiento, algo clave en tamaño reducido. Para hacerlo, Razer explica que ha optado por incorporar la tecnología de cámara de vapor para dar una solución de enfriamiento que sustituye a las tradicionales canales de calor que se utilizan en la mayoría de actuales portátiles para juegos.

Así, más allá de enfriar la CPU y la GPU, el líquido vaporizado sellado al vacío permite disipar el calor generado por los componentes. "El material de nanopartículas y las interfaces técnicas de servidor basadas en grafito reducen los puntos calientes y permiten la transferencia de calor. Mientras, los ventiladores de alto rendimiento y bajo ruido conducen el aire a través de intercambiadores de calor duales con unas aletas finas de 0,1mm", explica la empresa.

Potencia con lo último de Intel

Más allá del diseño, el verdadero potencial del nuevo Razer Blade está en su interior. Monta la nueva octava generación de procesadores Intel Core i7-8750H; así como una nueva CPU Intel 6 core que dispara la capacidad de respuesta con velocidades de hasta 4.1 GHz con turbo.

Con respecto a la tarjeta gráfica, los usuarios podrán elegir entre una GeForce GTX 1060 o una GeForce GTX 1070, que cuentan con un diseño Max-Q para una experiencia de juego optimizada. Además, Razer incluye la posibilidad de crecer la memoria RAM hasta 32 GB y su disco duro hasta los 2 TB.

Razer Core X, impulso gráfico definitivo

Más allá de su nuevo portátil, Razer también ha anunciado la disponibilidad de su nuevo dock auxiliar para gráficos, el Razer Core X, con un precio de 299,99 euros . Este eGPU de plug-and-play permite llevar los mejores gráficos de un PC de escritorio en portátiles con conectividad Thunderbolt 3 y portátiles Macintosh laptops con soporte para gráficos externos (eGFX). A medida que se lanzan nuevas tarjetas gráficas en el mercado, estas van a poder intercambiarse con facilidad.

Esta caja de aluminio está diseñada con orificios abiertos de ventilación y refrigeración extra para repartir el calor rápidamente y proporcionar un rendimiento térmico óptimo, ya sea para sesiones de juego o para minar criptomonedas.

Más allá de expandir la potencia y el diseño para optimizar el rendimiento, uno de los puntos claves del Razer Core X es la comodidad de uso, y es que la instalación física de la tarjeta gráfica se realiza en solo unos segundos. La apertura de la carcasa de aluminio es fácil y requiere un mínimo esfuerzo, mientras que la tarjeta gráfica se fija en su posición con un tornillo de mariposa para una rápida instalación. Esta solución de Razer ayuda a los portátiles de cara a las futuras gráficas que llegarán en el futuro, sin que sea problema su instalación según se vayan actualizando.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud