Tecnología

El fracaso del HomePod: Apple no lo está vendiendo tanto como esperaba

A finales de enero Apple lanzó al mercado el HomePod, un altavoz inteligente potenciado por Siri. Este producto suponía una completa novedad en el catálogo de la compañía y llegaba para plantar cara a otras alternativas del mercado, sin embargo, no está teniendo la aceptación esperada.

La idea de la compañía era que su HomePod pudiese servir de alternativa a los populares dispositivos Echo y Home de Amazon y Google, respectivamente, por su mayor calidad de sonido al tiempo que, gracias a ésta, poder enfrentarse a los altavoces de compañías como Sonos gracias a la asistencia de Siri.

Sin embargo, estos argumentos no han sido suficiente para demostrar el éxito del HomePod y según ha revelado a Bloomberg fuentes cercanas a la situación, Apple ha rebajado las previsiones de ventas y recortado pedidos a Inventec, uno de los fabricantes del altavoz.

Según revela la fuente, el inventario se está acumulando en las Apple Store, ya que en algunas tiendas estarían vendiéndose una media de menos de 10 HomePods diarios. Y es que durante las diez primeras semanas el altavoz habría obtenido un 10% de las ventas del mercado, en comparación con el 73% de los Echo y el 14% del Home. Sin embargo, pasado este tiempo bajó hasta el 4% del sector de altavoces inteligentes.

Le falta potencial

Aunque el HomePod cuenta con una gran calidad de sonido y está potenciado con Siri, el altavoz no ha resultado ser el gran asistente que estaban buscando los consumidores ya que depende en gran medida de su conexión con el iPhone.

Esta falta de independencia ha hecho que los consumidores no se hayan lanzado a comprarlo, siendo conscientes de que su principal competencia puede hacer más cosas sin necesidad de estar vinculado a un teléfono, o bien optar por una opción más barata como el Sonos One que aunque no tiene asistente se conecta al teléfono y ofrece gran calidad de sonido.

Al HomePod también le ha podido pasar factura su llegada tardía al mercado, pues pese a ser anunciado en septiembre, acabó llegando a las tiendas el 26 de enero, una vez pasadas las compras navideñas. Asimismo, fue fuertemente criticado por dejar marcados los muebles a las pocas horas de uso.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado