Tecnología

Nokia perdió 1.088 millones de euros hasta septiembre, un 23% menos

La compañía finlandesa de telecomunicaciones Nokia tuvo una pérdida neta atribuida de 1.088 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 23% respecto a los números rojos registrados en el mismo periodo de 2016, informó hoy la empresa.

El beneficio bruto de Nokia entre enero y septiembre ascendió a 6.546 millones de euros, un 12% más en términos interanuales, lo que le permitió reducir su pérdida operativa un 72%, hasta los 403 millones de euros.

Los resultados financieros del grupo se vieron lastrados por las partidas extraordinarias, relacionadas sobre todo con la adquisición de su rival Alcatel-Lucent y los costes de reestructuración derivados de la fusión.

Excluyendo los gastos e ingresos extraordinarios, su beneficio neto atribuido entre enero y septiembre ascendió a 1.160 millones de euros, un 92% más que en el mismo periodo de 2016.

Nokia facturó en los nueve primeros meses de este año 16.496 millones de euros, un 3% menos, debido principalmente a la caída de ventas de su división de redes de telecomunicaciones, que fue ligeramente compensada por el crecimiento de los ingresos procedentes de licencias y patentes.

Nokia Networks, el principal negocio de la compañía, facturó 14.696 millones de euros hasta septiembre, un 7% menos, tras registrar menores ventas en las tres áreas que componen actualmente esta división: redes de banda ultra ancha, servicios globales y redes IP y aplicaciones.

Esta caída provocó que el beneficio operativo de Networks sin contar extraordinarios se redujera un 2% en términos interanuales, hasta 1.064 millones de euros.

Crecen las patentes

Por su parte, Nokia Technologies, la división que gestiona su cartera de patentes y el negocio de licencias, facturó 1.099 millones de euros, un 48% más, y aportó al grupo un beneficio operativo de 736 millones de euros, un 75% más que en los nueve primeros meses de 2016.

Parte de este incremento fue debido al acuerdo alcanzado el pasado mayo entre Nokia y Apple para poner fin a las disputas legales relacionadas con el uso indebido por parte de Apple de las patentes de la compañía finlandesa.

Este acuerdo supuso la retirada de todas las demandas judiciales presentadas por Nokia a cambio del pago por parte de Apple de una suma que no fue hecha pública, como compensación por haber utilizado durante años la propiedad intelectual de Nokia sin los necesarios derechos.

Los ingresos de esta división incluyen también las regalías procedentes de la venta de los nuevos teléfonos móviles de la marca Nokia, fabricados bajo licencia y en exclusiva por la compañía finlandesa HMD Global.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0