Tecnología

Los ganadores del premio Pulitzer de periodismo reconocen el uso de Inteligencia Artificial por primera vez en la historia

Imagen generada con inteligencia artificial

Desde el auge de la inteligencia artificial generativa se ha hablado de sus implicaciones en cuanto al manejo de información. Varios medios han hecho pruebas publicando contenido directamente con inteligencia artificial, con resultados hasta ahora muy deficientes, y cabeceras de tanto prestigio como The New York Times han creado equipos enfocados en ver cómo pueden adaptarse para aprovechar esta nueva tecnología.

Sin embargo, esta semana se ha dado un salto que para muchos era improbable: Los últimos Premios Pulitzer han demostrado que esta integración no solo es posible, sino que ya está marcando un hito en la manera de concebir y realizar los reportes periodísticos más prestigiosos.

Entre los 15 trabajos galardonados con el Premio Pulitzer anunciados este lunes, dos de ellos admitieron haber utilizado IA para producir sus historias. Esto marca un hito en los premios.

En concreto, el proyecto Missing in Chicago, ganador del premio de reportaje local, utilizó una herramienta de aprendizaje automático personalizada para analizar miles de archivos de mala conducta policial. Por otro lado, el equipo de investigaciones visuales de The New York Times entrenó un modelo para identificar cráteres de bombas en áreas marcadas como seguras para civiles en Gaza.

Ambos proyectos utilizaron el aprendizaje automático de manera efectiva para procesar grandes cantidades de datos y encontrar patrones que de otra manera habrían sido difíciles de detectar. El uso de IA en estos proyectos permitió a los periodistas centrarse en otras tareas de investigación mientras que la IA realizaba tareas repetitivas y laboriosas.

"No tenemos conocimiento de precedentes al respecto", dijo Marjorie Miller, administradora de los Premios Pulitzer. "Datos anteriores muestran que los ganadores pueden haber usado aplicaciones de aprendizaje automático de bajo nivel. Esta es la primera vez que hemos hecho explícitamente la pregunta", afirmó.

Diferencia entre IA generativa y análisis de datos

Los ejemplos, no obstante marcan un asterisco importante con respecto a lo que se suele pensar en torno al uso de IA. Principalmente, porque no ha sido utilizada para generar el contenido, sino para analizar grandes conjuntos de datos.

El uso de IA en el periodismo de investigación es un tema cada vez más relevante, ya que los periodistas buscan nuevas formas de abordar historias complejas y procesar grandes cantidades de datos. Estos proyectos galardonados con el Premio Pulitzer demuestran que el aprendizaje automático puede ser una herramienta valiosa en la búsqueda de la verdad y la justicia.

En un escenario donde los ciclos de miedo y entusiasmo por la inteligencia artificial llenan las salas de redacción, el uso de algoritmos de aprendizaje automático ha resultado ser un aliado formidable para estos periodistas. Pero, ¿hasta qué punto puede la tecnología contribuir a la noble tarea de informar?

"Usamos aprendizaje automático para analizar el texto en los registros de mala conducta policial, específicamente los tipos de documentos que contenían narrativas", dijo Trina Reynolds-Tyler, la directora de datos del Invisible Institute, quien compartió el Pulitzer con la reportera de City Bureau, Sarah Conway.

Ishaan Jhaveri, miembro del equipo del Times que realizó la investigación sobre Gaza, destacó la capacidad de la IA para reconocer patrones como un elemento transformador para las investigaciones, permitiendo a los periodistas concentrarse en análisis más profundos sin quedar atrapados en el tedio de la recopilación de datos.

"No utilizamos la IA para reemplazar lo que de otro modo se habría hecho manualmente. Usamos la IA precisamente porque era el tipo de tarea que habría llevado mucho tiempo hacer manualmente y que [nos habría distraído de] otros trabajos de investigación", dijo Jhaveri. Según él, la IA puede ayudar a los reporteros de investigación a encontrar la aguja en el pajar.

Esta incursión de la IA en el periodismo investigativo no solo plantea cuestiones sobre sus potenciales beneficios, sino también sobre los desafíos éticos y prácticos que conlleva.

¿Podría la IA distorsionar el relato periodístico o desplazar el foco de la investigación humana? ¿Será su uso común más allá del análisis de grandes datos en el futuro? Quién sabe. Todo dependerá en gran medida de las capacidades de verificación que tengan las propias herramientas de inteligencia artificial y con los métodos con los que cuenten los periodistas para ello.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud