Tecnología

Clarity AI o cómo impulsar la inversión Responsable

  • La compañía ofrece un enfoque innovador gracias al uso del 'big data' 
  • Fundada Rebeca Minguela, entrena modelos con hasta millones 7.000 parámetros

Actualmente, los inversores y consumidores basan sus decisiones de inversión y compras en criterios ESG (environmental, social, y governance) que proporcionan información acerca del impacto de cada organización. Los inversores emplean los datos de estos informes para monitorizar el impacto medioambiental y social de cada negocio. Sin embargo, validar los datos de rendimiento ESG puede resultar complejo debido a la falta de estándares unificados, la evolución continua de la normativa sobre ESG y la fragmentación de los datos.

Es en este contexto en el que entran en juego compañías como Clarity AI, a la vanguardia de la información sostenible empresarial. Fundada en 2017 por la española Rebeca Minguela, su enfoque innovador en la inversión sostenible y el uso del big data para calcular el impacto social y medioambiental de las inversiones, ha marcado una diferencia significativa en el mundo financiero.

Hace apenas unos meses, esta plataforma tecnológica anunciaba que ha confiado a Amazon Web Services toda su infraestructura. La compañía analiza millones de datos y ofrece a empresas y consumidores información sobre más de 70.000 compañías, 420.000 fondos y 400 gobiernos para que puedan realizar inversiones y adquisiciones sostenibles. Gracias a su trabajo, 150 millones de consumidores compran a marcas sostenibles y los inversores saben mejor cómo dirigir más de 30 billones de dólares hacia empresas que generan un impacto medioambiental positivo. A través del uso de la IA generativa, el aprendizaje automático y las capacidades analíticas de AWS, la empresa proporciona herramientas de análisis de sostenibilidad para inversiones, investigación corporativa, evaluación comparativa, compras online e información regulatoria.

Clarity AI entrena grandes modelos de lenguaje y modelos de procesamiento de lenguaje natural de hasta 7.000 millones de parámetros. Estos modelos detectan, gestionan y clasifican millones de datos desestructurados procedentes de informes de sostenibilidad, informes económicos, conferencias de resultados financieros y documentos de investigación.

Con esta información, Clarity AI determina qué compañías podrían verse afectadas por eventos específicos y establecer su nivel de severidad medioambiental, de manera objetiva. Después, esta información se comparte con inversores, investigadores y consumidores para ayudarles a tomar decisiones más sostenibles.

"AWS nos proporciona los servicios en la nube, la flexibilidad y la escala que necesitamos. También nos permite desbloquear todo el potencial de la inteligencia artificial y ofrecer información crítica sobre sostenibilidad a inversores, consumidores y organizaciones, que a diario toman decisiones con un impacto clave en nuestro planeta y en las personas", apunta Ángel Agudo, vicepresidente sénior de producto de la compañía.

La empresa ha desarrollado modelos de IA generativa en AWS utilizando Amazon SageMaker (el servicio de inteligencia de negocio de AWS) para revelar nuevos puntos de información que ayuden a los clientes a evitar a compañías o fondos que practiquen el ecopostureo (greenwashing) u otras prácticas perjudiciales para el medio ambiente. A este respecto, la Unión Europea ha aprobado recientemente una directiva que busca combatir las "prácticas de blanqueo ecológico" con una serie de prohibiciones muy concretas.

La ley prohibirá declaraciones ambientales genéricas como "respetuoso con el medio ambiente", "natural", "biodegradable", "climáticamente neutral" o "eco", sin pruebas de un excelente desempeño ambiental reconocido para la declaración así como etiquetas de sostenibilidad que no se basen en sistemas de certificación aprobados ni establecidos por autoridades públicas.

"La IA generativa tiene el potencial de transformar todas las aplicaciones, negocios y sectores, y Clarity AI constituye un excelente ejemplo de cómo esta tecnología puede ofrecer beneficios importantes para las empresas, la sociedad y el planeta, ayudando a que todo el mundo pueda tomar decisiones de inversión y compras más sostenibles", sostiene Matt Garman, vicepresidente sénior de ventas, marketing y servicios globales de AWS.

De este modo, el expertise de ambas empresas permitirá que la fotografía superficial que venden algunas empresas sobre sostenibilidad quede revelada y que aquellas que están construyendo el camino hacia un futuro más sostenible tengan el respaldo que merecen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud