Tecnología

Cómo evitar que te roben la tarjeta y tus datos bancarios si pagas con el móvil

  • A pesar de la existencia de apps de pago seguro es importante activar otras funciones de protección
  • Este método es el que más ha crecido en los últimos años
Pago móvil

No es ningún secreto que los métodos de pago han evolucionado acorde al desarrollo tecnológico, y que hemos pasado de pagar todo con dinero en efectivo, a hacerlo también con tarjeta de crédito/débito, a ahora pagar directamente con nuestro smartphone y no depender de nada más para realizar compras en prácticamente cualquier establecimiento.

Este paso, que lo cierto es que la sociedad todavía está en proceso de realizar, ya que poco a poco cada vez son más las personas que por motivos de comodidad y facilidad han decidido darle una funcionalidad más a sus teléfonos móviles y convertirlos en otra alternativa de pago.

La razón principal de ello es la comodidad y facilidad, porque hoy en día no hay lugar al que vayamos al que nuestro smartphone no nos acompañe, y para evitar tener que llevar la cartera siempre encima, darle la habilidad de realizar pagos al móvil era una solución bastante lógica.

Para poder realizar pagos con el móvil, estos dispositivos tienen que estar equipados con una tecnología llamada NFC (Near Field Communication o "comunicación de campo cercano", en español) y hoy en día prácticamente todo los smartphones del mercado la tienen.

Con este sistema, tu terminal puede hacer pagos de manera inalámbrica y sin la necesidad de insertar nada, ya que gracias a esta conexión NFC, el teléfono se conecta con el datáfono y realiza el pago. Además, con el auge de este método de pago, las compañías han desarrollado varias apps de pago seguro, como Google Pay, Apple Pay o Samsung Wallet, sin embargo, como hemos visto ya en numerosas ocasiones nadie está a salvo y las amenazas de un ciberataque son una constante.

Cómo evitar robos si usas el móvil para pagar

El problema de este sistema es que su fortaleza, es decir, su capacidad para funcionar a corto alcance y poder realizar los pagos de manera inalámbrica, es también la puerta de entrada por donde los ciberdelincuentes consiguen colarse y robarte el dinero.

Por esa razón, para evitar robos de cualquier tipo, ya que si un criminal se te acercase sin que te des cuenta te podría estar sacando dinero con tan solo acercar su datáfono o sistema de cobro a tu teléfono, tienes que activar una serie de pasos adicionales de autentificación.

  • Activar la necesidad de pulsar un botón físico para confirmar la operación, como el de encendido o el de volumen.
  • Activar un PIN obligatorio para realizar pagos.
  • Desbloquear pagos con algún dato biométrico (huella dactilar o reconocimiento facial).
  • Activar y desactivar el NFC según lo necesites.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud