Tecnología

Qué es el Flipper Zero y por qué Canadá los quiere prohibir con el auge de coches robados

  • Este dispositivo se puede utilizar para numerosos tipos de hackeos más
  • Falsifica la señal de desbloqueo de los coches lo que permite robarlos
eE// Robo de coches usando Flipper Zero

Canadá quiere prohibir los dispositivos Flipper Zero y todos aquellos de programación del mismo tipo debido a que se ha detectado un importante auge en el uso de estos para el robo de vehículos debido a las capacidades que tienen para interceptar e interactuar conexiones inalámbricas.

Un Flipper Zero es un pequeño dispositivo de programación de código abierto que en los últimos años ha ganado una enorme popularidad por sus capacidades para ayudar a los cibercriminales a cometer numerosos tipos de delitos al permitir interceptar las redes de comunicación inalámbrica e interactuar con ellas.

El problema con este dispositivo es que es muy fácil de comprar online, y no requiere una enorme inversión, ya que tan solo cuesta 165 euros, por lo que se ha convertido en uno de los instrumentos de ataque favoritos de los ciberdelincuentes.

Ahora, el Gobierno de Canadá se está planteando prohibir el uso de cualquier tipo de flipper después de detectar que el número de robo de coches se había multiplicado debido a la creciente popularidad de estos dispositivos.

Flipper Zero

Según aseguran, se ha detectado que los dispositivos tipo Flipper Zero interceptan y copian las señales de los sistemas inalámbricos de entrada sin llave de los coches, de esta manera falsifican el código de desbloqueo del vehículo lo que posteriormente les permite abrirlo y robarlo.

Fue durante el marco de la cumbre de nacional de la lucha contra el robo de vehículos, donde el ministro de Innovación, Ciencia e Industria de Canadá, François-Philippe Champagne, anunció que el Ministerio estaba trabajando para prohibir "la importación, la venta y el uso de dispositivos de hackeo como los flippers".

Pero lo cierto es que estos aparatos no solo sirven para robar vehículos, sino que a lo largo del año pasado se detecaron varios y diferentes hackeos realizados con flippers. Entre los más populares estaba el "asalto publicitario de Bluetooth" que consistía en que con este dispositivo se conectaban a un iPhone como si fuera un accesorio inalámbrico para posterioremente saturar a este teléfono con notificaciones 'spam' vía Bluetooth y dejarlo inoperativo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud