Tecnología

El uso o no de la IA generativa creará una nueva brecha empresarial, según BCG

  • La consultora estratégica consulta a 1.400 ejecutivos del mundo para concluir que la IA marcará diferencias a corto plazo
  • Las 'compañías ganadoras' elevará su productividad el 20% y su eficiencia el 50% con el uso de la nueva tecnología
  • Christoph Schweizer: "2023 fue el año de la experimentación y este 2024 será el año del impacto empresarial"
Christoph Schweizer, consejero delegado de Boston Consulting Group (BCG)
Madridicon-related

Las sociedades modernas combaten tradicionalmente con brechas de género, salariales, digitalización y, en breve, intentarán hacer frente a la denominada brecha de Inteligencia Artificial Generativa (GenAI). Según ha explicado Christoph Schweizer, consejero delegado de Boston Consulting Group (BCG), están surgiendo notables diferencias entre "ganadores y observadores", es decir, entre compañías que apuestan por invertir, integrar y aprovechar las tecnologías cognitivas en sus organizaciones y los que, por el momento, se limitan a ver qué cómo crece el fenómeno, sin implicarse directamente en la nueva revolución. Mientras que las primeras, que apenas representan el 6% del total, reconocen que están mejorando sus habilidades y obteniendo ahorros, las segundas reducen su actuación a un papel meramente expectante.

En opinión de Schweizer, incorporar la Gen AI "puede aumentar la productividad hasta en un 20 %, mejorar la eficiencia hasta en un 50 %, incrementar los ingresos y crear una ventaja competitiva a largo plazo", según ha explicado este viernes en una rueda de prensa telemática. "Para liberar todo el potencial de GenAI, los ejecutivos deben implementarlo para mejorar la eficiencia de las tareas diarias, remodelar las funciones críticas e inventar nuevos modelos de negocio", ha señalado Schweizer. "Hacerlo puede aumentar la productividad hasta en un 20 %, mejorar la eficiencia hasta en un 50%, incrementar los ingresos y crear una ventaja competitiva a largo plazo".

El mismo ejecutivo ha asegurado que, tras 26 años en BCG, "nunca como hasta ahora ha visto un tema despegar tanto como lo ha hecho la IA generativa en el transcurso de 2023". Según ha explicado, "la IA forma parte de todas las conversaciones en todo el mundo, con numerosos interrogantes sobre cómo debe abordarlo una empresa líder y cuál es la mejor forma de evolucionar en este aspecto. Sin duda, creo que es justo decir que estamos en un punto de inflexión con respecto a la IA generativa: 2023 fue el año de la experimentación y este 2024 es el año del impacto empresarial". Estos argumentos han despertado el interés en el tema de la consultora estratégica para elaborar un estudio sobre el asunto.

De esa forma, y de acuerdo con el informe titulado 'Radar de IA de BCG: Del potencial al beneficio con GenAI', realizado entre más de 1.400 ejecutivos de 50 grandes mercados del mundo, el 90% de los directores ejecutivos están esperando que la GenAI madure desde la actual fase de explosión hasta empezar a experimentar oportunidades tangibles. Asimismo, dos de cada tres encuestados (66%) se manifiestan indiferentes o insatisfechos con el progreso realizado en sus empresas en el ámbito de la GenAi.

El mismo estudio enumera media docena de argumentos que distinguen a las empresas que apuestan por la GenAI y del resto. Por lo pronto, la denominadas empresas ganadoras que este año planean invertir más de 50 millones de dólares en IA y GenAI "tienen 1,5 veces más probabilidades que el resto para incrementar en un 10 % sus ahorros de costos". Estas mismas compañías también reconocen que han capacitado a más de una cuarta parte de su personal en estas nuevas tecnologías. De hecho, el 46% de los ejecutivos consultados consideran la formación de la plantilla en GenAI como algo imperativo con vistas a los tres próximos años.

El informe de BCG incide en que el costo del uso de la GenAI, que acarrea serias implicaciones a largo plazo, no está recibiendo la atención que debería por parte de los encuestados, tras indicar que solo el 19% de los consultados considera el gasto en estas tecnologías como la principal preocupación a la hora de elegir una solución de Inteligencia Artificial o Inteligencia Artificial Generativa. Además, apenas el 3% de los ejecutivos considera que las asociaciones preexistentes son una prioridad a la hora de buscar soluciones de IA.en cuanto al uso de una IA responsable (RAI), la empresas que invierten más de 50 millones en IA en 2024, el 27% puso al CEO al frente de la estrategia de la RAI, frente al 14% del resto de las organizaciones.

Christoph Schweizer: "Las empresas que realmente están avanzando rápido y ven un impacto positivo son aquellas que van más allá de la experimentación y escalan la IA generativa en toda la empresa"

El consejero delegado de BCG señala tres grandes conclusiones del mismo estudio: "La primera es que las empresas que realmente están avanzando rápido y ven un impacto positivo son aquellas que van más allá de la experimentación y escalan la IA generativa en toda la empresa. La segunda es que no se trata de IA generativa frente a IA predictiva. De hecho vemos enormes sinergias entre las dos y las empresas líderes con las que trabajamos realmente están pensando en las dos de una manera muy simbiótica y la tercera es que los ganadores están muy comprometidos en la IA desde la cúpula de la organización.

Por su parte, Sylvain Duranton, responsable global de BCG X, parafraseó al escritor George Orwell para coincidir en que "todas las empresas están empujando en GenAI, pero algunas lo hacen con más fuerza que otras. De esa forma, percibimos dos modelos de empresas: por un lado las pioneras, que están apostando fuerte, con grandes recursos y movimientos transformadores para aprovechar la GenAI y, por otra parte, un conjunto de empresas que se limitan a observar a la espera de pruebas pequeñas y expectantes ante una gran llamada a la acción que les invite a mostrar su compromiso con este tipo de tecnología". Duranton también ha compartido otros dos mensajes: "Para la gente que pensaba que el 'hype' de Gen IA se detendría, puedo asegurar que no va a suceder, no va a parar, y tenemos pruebas de ello. También ha remarcado que la expectación es grande porque la aspiración es enorme y el precio es colosal, puesto que el objetivo de mil millones de dólares de impacto en el incremento de la productividad en 2024 representará un nuevo hito para la industria.

Del mismo informe de BCG se desprende que, tras un año récord en inversiones tecnológicas como fue 2023, este ejercicio volverá a romper nuevos techos, ya que cerca del 90% por ciento de los altos directivos sitúan la IA entre las tres prioridades que quieren impulsar durante los próximos meses. "Vemos en Oriente Medio y en Asia Pacífico que muchos gobiernos y empresas están duplicando su inversión en tecnología. Y también África está dedicando mucho esfuerzo, al igual que Europa", ha apuntillado Duranton.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud