Tecnología

Así son los trajes espaciales de Axiom que han costado a la NASA 228,5 millones de dólares

  • El equipo de Artemisa III será de cuatro astronautas donde por primera vez habrá una mujer
  • Los trajes son los más tecnológicos, resistentes y flexibles de toda la historia
Axiom Space

La NASA ha presentado los trajes que llevará el equipo de astronautas de la misión a la luna Artemisa III planificada para 2025, estos trajes están repletos de novedades tecnológicas y serán los que usará entre otros, la primera mujer en ir y pisar la luna.

La misión Artemisa III es una de las más esperadas, y aunque todavía queden unos años para que se inicie, cada vez vamos sabiendo más cosas sobre este proyecto que ha ordenado acelerar el gobierno estadounidense.

Por lo pronto sabemos que los astronautas, un total de cuatro en los que se incluye por primera vez a una mujer, pasarán una semana en la Luna haciendo diversos experimentos. Y este pasado miércoles, la NASA junto a Axiom Space (la compañía encargada de diseñar el traje especial) han presentado el prototipo de traje que usarán los astronautas.

Durante el acto celebrado en el Centro Espacial Houston, en Texas (EEUU) uno de los ingenieros de Axiom Space se puso el traje para mostrar todas las novedades que incorporaba. Como era de esperar estos trajes son los que más tecnológicamente equipados están, por ejemplo, el casco dispone de un set de potentes luces y cámaras de vídeo de alta definición y en la espalda el astronauta llevará un sistema de soporte donde se almacena el oxígeno.

A su vez, son también más resistentes y flexibles que las generaciones de trajes anteriores haciendo especial hincapié en tanto las botas y los guantes, que permitirán a los astronautas coger más herramientas y tener más libertad para manejar objetos.

El contrato está valorado en 228,5 millones de dólares, y mientras todavía tiene que superar varias pruebas más, parece que el dinero está bien invertido. Cabe destacar que, a pesar de que el prototipo sea de color negro, lo más probable sea que la versión final sea de color blanco por motivos de seguridad y comodidad a la hora de trabajar en el espacio.

Lo único que todavía no se ha conseguido quitar de los trajes especiales, por muchos avances tecnológicos que se hagan, son los pañales que llevan integrados. Esta es la única opción viable que tienen los astronautas de ir al baño durante sus paseos y operaciones espaciales, y por lo pronto no tiene pinta de que vaya a ser sustituida.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud