Tecnología

Preguntamos a ChatGPT qué empleos cree que puede sustituir la IA en un futuro

  • El Chat de OpenAI no se acaba de mojar del todo, pero sí que deja claro que algunos sectores se verán afectados

2022 fue el año del despliegue, por primera vez ante ojos de todos, de la inteligencia artificial. 2023, pese a acabar de empezar, ya deja claro que va a ir mucho más allá.

En las últimas semanas Microsoft, apoyado sobre OpenAI, y Google, han comenzado una escalada por ver quién integrará antes la IA en sus servicios y cómo lo hará. De momento la empresa cofundada por Bill Gates parece ir en cabeza gracias a su alianza con el centro de investigación creador de ChatGPT o Dall-E, en el cual ha invertido centenares de millones en los últimos años.

Sin embargo, la llegada de la IA también ha hecho que muchas personas se pregunten (y se preocupen) por los posible empleos que pueda sustituir en el futuro.

ChatGPT ha permitido ver de forma masiva cómo responde preguntas elaboradas, resuelve problemas matemáticos, ordena información o desarrolla código, algo que ha hecho que salte la pregunta evidente sobre cómo puede afectar al mercado de trabajo a medio plazo.

Para responderlo, hemos querido preguntar al mismo chat. Pero, antes, una aclaración. ChatGPT funciona remezclando sus respuestas tras recoger información de una inmensa base de datos de artículos, publicaciones, libros y contenido basado en texto que con la que ha sido alimentado y entrenado.

Es decir, no hace sus propias predicciones, sino que elabora y se entrena con toda esta información y las preguntas que los humanos le vamos haciendo para ir también, poco a poco, contestando con un lenguaje más natural.

Aclaración hecha, esta son las respuestas que nos da a las siguientes preguntas:

¿Qué empleos crees que sustituirás en el futuro próximo?

Es difícil predecir con certeza qué empleos serán sustituidos en el futuro próximo, pero algunos candidatos potenciales podrían ser trabajos repetitivos y de baja cualificación, como cajeros de supermercado, operadores de maquinaria, conductores de autobús y camiones, etc. También podrían ser sustituidos algunos trabajos de atención al cliente por sistemas de inteligencia artificial y chatbots.

¿Crees que tu uso puede reducir el número de profesores, periodistas o programadores?

No, no creo que mi uso pueda reducir el número de profesores, periodistas o programadores. Mi uso como inteligencia artificial está diseñado para complementar el trabajo de estos profesionales, no para reemplazarlos. Puedo ayudar a los profesores a preparar material didáctico, a los periodistas a recopilar y organizar información, y a los programadores a realizar tareas específicas. Sin embargo, no tengo la capacidad para reemplazar la creatividad, el juicio y la empatía que estos profesionales aportan a sus respectivos campos.

¿Cuáles crees que serán las habilidades más demandadas en el futuro?

Es difícil también predecir con certeza cuáles serán las habilidades más demandadas en el futuro, ya que depende de muchos factores como el desarrollo tecnológico, las tendencias del mercado laboral y las necesidades de la sociedad. Sin embargo, algunas habilidades que podrían ser muy demandadas en un futuro cercano son la resolución de problemas, la adaptabilidad y la capacidad de aprendizaje rápido, ya que estos son requisitos fundamentales en un mundo cambiante y en constante evolución. También podrían ser muy valoradas las habilidades relacionadas con la tecnología y la ciencia, como el conocimiento de programación, inteligencia artificial, biotecnología, etc.

¿Qué medidas crees que pueden tomar los gobiernos para contrarrestar una previsible pérdida de puestos de trabajo a raíz de la popularización de la Inteligencia Artificial y la robotización?

Promover la formación y capacitación continua de la población laboral, para que las personas puedan adaptarse a los cambios tecnológicos y adquirir nuevas habilidades que les permitan desempeñarse en el mercado laboral.

-Fomentar la innovación y el desarrollo tecnológico, para que las empresas puedan crear nuevos productos y servicios que generen empleo.

-Diseñar políticas públicas que incentiven la creación de empleos de calidad, como reducir las cargas laborales, promover la igualdad de género y la inclusión de personas con discapacidad, etc.

-Establecer sistemas de seguridad social que garanticen una protección adecuada a las personas que pierdan sus empleos debido a la automatización. Esto podría incluir programas de formación profesional, subsidios de desempleo, prestaciones por enfermedad, jubilación, etc.

-Implantar un impuesto sobre la robotización, que permita recaudar fondos para financiar los sistemas de protección social y la formación profesional. También podría servir como un incentivo para que las empresas inviertan en tecnologías que generen empleo en lugar de reemplazarlo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud