Tecnología

Así es como Reino Unido pretende acortar los tiempos para recibir tratamientos médicos

  • Los drones se han convertido en una nueva opción para transportar objetos pequeños
  • Podrían reducir trayectos de cuatro hora y media a tan solo media hora
Img: Apion

El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido va a empezar a probar a utilizar drones para repartir medicamentos de quimioterapia a la isla de Wight con el fin de reducir y ahorra tiempo para tanto los médicos como los pacientes ya que se supone que este método acortará el proceso de cuatro horas a tan solo media hora.

La isla de Wight es la isla más grande del Reino Unido y está situada a escasos kilómetros de la ciudad de Southampton en el sur del país. Tiene una población de alrededor de 150.000 habitantes, y a pesar de contar con varios centros de salud y hospitales, los ciudadanos de esta isla tienen que trasladarse en ferry para acceder a ciertos servicios.

Esto es muy común con los medicamentos y tratamientos relacionados con la quimioterapia, que debido a su corta vida útil no se pueden almacenar en la isla de Wight. Por eso en la mayoría de los casos los pacientes tenían que trasladarse hasta un hospital que sí tenga estos medicamentos, haciendo que el trayecto dure casi cuatro horas y media.

Para evitar esto, y con el objetivo de ofrecer un servicio más cómodo para los enfermos, NHS se ha unido con Apian, una empresa especializada en drones formada por antiguos miembros de la NHS y de Google, para ofrecer una alternativa eficaz y rápida.

Aunque los vuelos de prueba todavía no se han realizado, se espera que gracias a estos drones que transportan los medicamentos, el trayecto se reducirá a tan solo media hora, ahorrando una enorme cantidad de tiempo para tanto los doctores como a los pacientes.

Aunque es cierto que no es la primera vez que se utilizan drones para transportar medicamentos, en Estados Unidos han probado con este tipo de envío para evitar que se rompa la cadena del frío en ciertos medicamentos cuando se envían a zonas rurales de difícil acceso.

Otro ejemplo, también en Reino Unido, es el de su sistema de correos, Royal Mail, que también ha probado el envío de cartas y paquetes vía dron con el fin de reducir el consumo de carburante y los tiempos de entrega. Los drones nos ofrecen una nueva forma para transportar paquetes y artículos que no son de gran tamaño y no sería de extrañar que si las pruebas son exitosas pronto esta práctica se extienda por el mundo y en el resto de sectores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin