Tecnología

Qué es el modo incognito de Google y cómo activarlo en tu dispositivo

  • El modo incógnito sirve para no recoger las cookies, los datos del sitio o el historial web
  • Aunque no vean tu usuario como tal, tu dirección IP sí que está controlada

En un mundo donde nuestra actividad en Internet está cada vez más controlada por cookies y otras técnicas de seguimiento, los usuarios buscan estar menos controlados, una opción para ello es el modo incógnito de Google Chrome, hoy te vamos a explicar qué es y cómo funciona.

Google es uno de los navegadores web más utilizados del mundo, ya sea en el aspecto personal o laboral y en muchas ocasiones varias personas pueden utilizar una misma cuenta debido a que comparten dispositivo. Con el objetivo de que las búsquedas de unos usuarios no interfiriesen con las de otros, la compañía decidió extender el modo incógnito para que se pudiese compartir un equipo sin acumular las cookies de otros.

Qué es el modo incógnito

El modo incógnito es un navegador privado que oculta tu actividad en Internet, lo que lo hace privado es que no recoge las cookies, los datos del sitio o el historial web de los sitios que visitas, eliminando cualquier tipo de rastro.

Si su utilidad inicial era la de mejorar la experiencia al compartir un equipo, sus desarrolladores descubrieron que también se podía ocultar la actividad de navegación. Esto puede ser muy útil cuando navegas, pero no quieres que se te reconozca, un ejemplo de un uso que le puedes dar, es cuando quieres hacer un regalo sorpresa y no quieres que aparezcan anuncios ni recomendaciones similares a lo que estabas buscando.

Pero esto no significa que lo que hagas en Internet sea invisible, si no que tu navegación se vuelva anónima. Esto quiere decir que la persona o institución que gestiona tu red y los propios buscadores sí que tienen acceso a lo que estás haciendo, sin embargo, no les aparecerá tu usuario como tal, sino que podrán ver tu dirección IP o tu identidad si inicias sesión en algún sitio web.

Cómo activar el modo incógnito

Activar este modo es muy sencillo, y lo podrás hacer cuando estás navegando en Google Chrome desde tu ordenador, tu smartphone Android o desde tu dispositivo iPhone o iPad.

En el caso de que quieras hacerlo desde el navegador de tu ordenador, y pulsar en el emoticono de los tres puntos verticales que está situado en la parte superior derecha de a página, al darle deberás buscar la tercera opción disponible que se llama Nueva ventana de incógnito, una vez aquí te aparecerá una nueva pestaña oscura y ya puede buscar lo que tú quieras de manera anónima. Este modo se puede activar también con el atajo Ctrl + Mayús + N.

En el caso de que vayamos a conectarnos desde un teléfono Android, el proceso es el mismo. Primero entraremos en el buscador de Google Chrome, buscaremos en la parte superior derecha de la pantalla el emoticono de los tres puntos verticales y pulsamos la segunda opción Nueva pestaña de incógnito.

Por último, para conectarte desde un dispositivo iOS, el proceso es casi idéntico, lo único que cambia es que el emoticono que tienes que buscar en la parte superior derecha son tres puntos horizontales, el resto es lo mismo.

Las navegaciones en modo incógnito hacen que las pestañas estén en modo oscuro, por lo que si has intentado activar la navegación anónima pero tu buscador sigue siendo el mismo, es que algo has hecho mal.

Cabe destacar que Google no es el único navegador con modo incógnito ya que tanto Microsoft con su "InPrivate" como Firefox y Safari con su "navegación privada" también disponen de esta opción.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.