Tecnología

Así es como la Inteligencia Artificial podría prevenir lesiones en el deporte

  • La IA ya está siendo utilizada en el deporte y ahora se quiere usar para prevenir lesiones
  • Todavía no se sabe con certeza si esta aplicación de la IA puede ser precisa
  • También se está generando debate sobre quién tiene que tener acceso a esa información

Los avances en Inteligencia Artificial cada vez se aplican a más y más apartados de nuestras vidas, nos sirven para agilizar procesos, ofrecer mayor precisión en determinadas acciones e incluso alcanzar retos que antes parecían imposibles y entre las múltiples disciplinas donde se aplica esta tecnología el deporte destaca por lo que se podría conseguir con ella.

Sin duda lo peor del deporte son las lesiones, hemos visto numerosas carreras deportivas destrozadas a raíz de una lesión, como auténticas leyendas se han tenido que retirar antes de tiempo o no han conseguido todos sus objetivos por culpa de roturas y esguinces. Y mientras muchos piensan que es parte del juego, la Inteligencia Artificial (IA) podría cambiar esto para siempre.

Cada vez más deportistas, entrenadores y sus equipos confían en las métricas y datos recopilados por diferentes dispositivos para tomar decisiones deportivas, hasta ahora todos conocíamos algunos de los usos como para medir el rendimiento o calcular la posible progresión, pero según señala The Wall Street Journal también se podría utilizar la IA para prevenir lesiones.

Un ejemplo de ello, es el equipo de fútbol inglés Liverpool que dice haber reducido en un tercio las lesiones de sus jugadores después de utilizar la app con IA Zone7. Otro ejemplo fueron el equipo Olímpico de patinaje sobre hielo estadounidense que utilizaba un sistema que detectaba la fatiga de los músculos, en ambos casos la IA utilizaba analítica y datos para posteriormente adaptar los entrenamientos y sugerir el momento óptimo para descansar.

Aunque también es cierto que estos algoritmos todavía están lejos de ser certeros, ya que existen otros factores como el estado emocional y psicológico, o las condiciones del terreno donde se está practicando la actividad física que la IA no recopila y que son influyentes en la lesión del deportista.

Además, hasta que no se apliquen a la realidad estos casos no sabemos con total seguridad sí lo que dicen es cierto. Es decir, hasta que la IA no diga que un deportista se va a lesionar, este salga y se lesione como dice la máquina, no sabremos con certeza de que funciona, pero claro, éticamente nadie quiere poner en riesgo el cuerpo de un atleta si existen probabilidades de que se haga daño.

Aun así, es cierto que, toda la información que recopila y procesa la IA puede tener fundamentos reales de que una lesión vaya a ocurrir, pero aquí salta de nuevo otro dilema, ¿Quién debería tener esta información? ¿El deportista, el entrenador o el equipo?

Expertos debaten si lo intereses comerciales prevalecerían por encima de la salud del deportista, haciendo a que este compita a sabiendas de que podría sufrir una lesión. Sea como sea, la evolución de la IA en el deporte parece algo que va a seguir avanzando y que pronto habrá que abordar estos debates y el uso que se hace de esta información.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin