Tecnología

Series gratis en YouTube, la nueva estrategia con la que quiere competir contra la televisión

  • Ofrece acceso a miles de capítulos gratis con publicidad
  • Por el momento, sólo en los EEUU

YouTube ha empezado a ofrecer series de televisión en los Estados Unidos, de manera completamente gratuita pero con anuncios, en un intento de diversificar su oferta.

Es una decisión sorprendente, teniendo en cuenta que no hace mucho la compañía anunció que ya no quería ser Netflix, y que abandonaría la producción de contenido original para centrarse en los creadores de contenido que la han hecho popular. Este movimiento no está tan dirigido a competir contra los servicios de streaming, sino contra la televisión tradicional.

Por primera vez, YouTube ofrecerá acceso a series de manera completamente gratuita. La gran diferencia es que no será necesario tener YouTube Premium, el servicio de suscripción que sí hacía falta para ver las producciones originales. En vez de eso, YouTube ganará dinero como siempre, con publicidad: los capítulos tendrán pausas para los anuncios, igual que ocurre en la televisión, pero su frecuencia variará dependiendo de la cantidad de visitas y el contexto. Por lo tanto, la experiencia será muy parecida a ver canales de televisión, con la diferencia de que podemos elegir lo que queremos ver.

YouTube ha conseguido los derechos de más de 4.000 episodios de series como Hell's Kitchen, Unsolved Mysteries, Bonanza, Father Ted, y Highway to Heaven, pero espera añadir 100 títulos nuevos cada semana gracias a acuerdos con las grandes propietarias de los derechos. En la lista nos encontramos muchos 'clásicos', o dicho de otra manera, muchas series que suelen ser repetidas en canales tradicionales en horarios de baja audiencia. Pero son títulos que mucha gente busca, y que ahora estarán disponibles en YouTube como cualquier otro vídeo.

Por el momento, las series sólo están disponibles en Estados Unidos, y la compañía no ha confirmado si extenderá esta función al resto del mundo; algo que puede ser difícil no sólo por los derechos, sino por la presión de los gigantes mediáticos, que pueden ver cómo YouTube se convierte en un serio competidor, capaz de atraer a una audiencia más tradicionalista y que aún tiene en la TV su principal vía de contenido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin