Tecnología

¡240 W! Oppo presenta la carga rápida más potente del mundo

  • Los nuevos cargadores podrán recargar un móvil en sólo 9 minutos
  • Se han implementado varias medidas de seguridad

Oppo ha aprovechado el MWC para presentar sus avances en carga rápida SUPERVOOC, que llegará tanto a sus smartphones como a los de la marca OnePlus, ya que ambas comparten equipos de desarrollo.

La carga rápida ha avanzado enormemente en los dos últimos años, y ya es raro encontrar un móvil de gama alta que no cargue al menos a 65 W (aunque los hay, como el Google Pixel 6 o el Samsung Galaxy S22). Pero los fabricantes, especialmente los chinos, ya están preparando el siguiente salto de lo que consideran una de las tecnologías más importantes para llamar la atención del comprador.

Oppo ha anunciado hoy no uno, sino dos de esos saltos. El primero es la carga SUPERVOOC de 150 W con BHE, que vamos a empezar a ver en los próximos smartphones de Oppo y OnePlus. Esta tecnología de carga directa se basa en dos bombas de carga de hasta 20 V/7,5 A, pero el propio adaptador también ha recibido cambios, usando nitruro de galio para reducir el tamaño. Como resultado, pese al aumento de potencia el cargador será igual de grande que el modelo actual de 65 W.

Esa potencia adicional corre el riesgo de desgastar más la batería, pero Oppo afirma que su desarrollo propio ha conseguido que la batería mantenga el 80% de la capacidad original después de 1.600 ciclos de carga; en contexto, eso es el doble del estándar de la industria, según Oppo. Eso es gracias a Battery Health Engine (BHE), un chip dedicado en exclusiva a la gestión de batería dentro del propio sistema, que es capaz de realizar ajustes en tiempo real dependiendo del estado de salud de la batería. Se espera que los futuros modelos de Oppo tengan BHE por defecto.

Pero la cifra que realmente ha provocado un impacto es 240 W. Esa es la potencia de la siguiente generación de SUPERVOOC, que permitirá recargar smartphones completamente en apenas unos minutos. Por comparar, 240 W se acerca mucho a la potencia requerida para un portátil gaming, pero será usada en equipos mucho más eficientes, los smartphones.

Eso supone que, según Oppo, será capaz de cargar completamente una batería de 4.500 mAh en sólo 9 minutos. Todo eso, usando el mismo puerto USB-C, basada en 24V/10A; la clave está en que la energía se puede convertir luego a 10V/24A, ajustándose a las especificaciones de los smartphones actuales.

Cuando hablamos de tanta potencia, es inevitable pensar en qué puede ocurrir si algo sale mal. Por eso, Oppo ha adoptado cinco medidas de seguridad, además de un chip de control inteligente que controla aspectos como el voltaje, la corriente y la temperatura. Otro chip se encarga de comprobar daños por fuerzas externas, y 13 sensores de temperatura están dispuestos por todo el teléfono.

Por el momento, los primeros móviles que usarán estas tecnologías no han sido anunciados.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin