Tecnología

Los nuevos auriculares inalámbricos de Sony tienen un agujero

  • Intentan imitar a los auriculares de tipo abiertos
  • Están repletos de tecnología

Los Sony Link Buds se presentan como los auriculares inalámbricos más originales del mercado, pero su curioso diseño también es funcional.

La verdad es que Sony no necesitaba llamar la atención, teniendo en cuenta los elogios que han recibido sus auriculares inalámbricos hasta ahora; podría simplemente haber lanzado una nueva versión de los WF-1000XM4, pero eso no es lo que ha hecho.

Los Sony Link Buds destacan por un diseño de anillo, que es por donde sale el sonido y lo que nos tenemos que poner en el oído; claro, que eso hace que el sonido se mezcle con el ruido de nuestro alrededor, pero esa es la intención. Básicamente, Sony ha querido hacer unos auriculares inalámbricos abiertos, que normalmente son de diadema.

En un auricular abierto, la carcasa exterior no se cierra (de ahí el nombre), dejando a la vista el altavoz interno; la gran ventaja es que así se consigue un sonido mucho más natural, más parecido a escuchar unos altavoces. Sony afirma que, con los Link Buds, ha conseguido lo mismo en un formato mucho más pequeño, aunque a cambio, ha eliminado la cancelación de ruido.

Además de un diseño puntero, estos auriculares están repletos de tecnología, como DSEE, que descomprime la música para reproducirla a la máxima calidad, y un sensor que detecta si nos tocamos la piel, permitiéndonos controlar la reproducción sin necesidad de tocar el auricular. También son compatibles con Google Fast Pair para emparejarlos con móviles Android.

Los Sony Link Buds estarán disponibles por 180 euros en España, y tendrán que enfrentarse a alternativas con gran calidad de sonido, como los Technics AZ60 o los Jabra Elite 7 Pro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin